Dice AMLO: “Nunca había participado tanta gente en una consulta”. Pues porque nunca había habido una consulta de este tipo

Médicos
Andrés Manuel López Obrador FOTO: WEB
- en Carrusel, Opinión

Armando Ortiz / En su conferencia mañanera desde Puerto Vallarta, Jalisco, el presidente López Obrador dijo sobre la Consulta Popular: “Esta práctica se va a ir convirtiendo en un hábito, en una cultura y esto lo vamos a heredar a las nuevas generaciones, por eso estoy contento por los resultados de la consulta del día de ayer”. No le quedó de otra al presidente que lanzar albricias como de victoria, ente lo que evidentemente fue una derrota. Lo mismo hizo cuando perdió la mayoría calificada en la Cámara de Diputados, lo que dificultaría cualquier cambio a la Constitución. Sobre la participación de las personas en la consulta dijo: “Nunca había participado tanta gente en una consulta de las que se han registrado históricamente, fue algo muy importante, trascendente, independientemente de que si es vinculatoria o no, lo importante es que se echó a andar un proceso democrático para que nadie se sienta intocable, absoluto en ningún nivel de la escala y que no se deje de respetar al pueblo que es el soberano que es el que manda”. Pues nunca había participado tanta gente en una consulta de este tipo, porque esta es la primera consulta de este tipo; organizada y avalada por el INE, y con la posibilidad de vincularla constitucionalmente.

La consulta sirvió para algo. Ahora sabemos que el voto duro de López Obrador pasó de 30 a 7 millones; lo comenta Raúl Trejo Delarbre

Fue demasiado dinero, 528 millones para que no se le haya sacado nada de provecho a la Consulta Popular. Como ya señalamos, dada la escasa votación, alrededor de 7 millones de personas, cada voto costó al erario público unos 75 mil pesos. El maestro Raúl Trejo Delarbre, investigador de la UNAM llama la atención hacia un detalle importante: “La consulta sirvió para algo: gracias a ella conocemos el auténtico voto duro e incondicional de AMLO y Morena. Se trata de siete millones de personas. Es menos de la cuarta parte de los 30 millones de 2018. Es la tercera parte de los votos para Morena y aliados en junio pasado”. Y es que el gobierno suponía que si bien, era de esperarse que os llamados fifís, conservadores o clasemedieros, no acudirían a votar, al menos los seguidores del presidente, su voto duro, los llamados chairos que todo le justifica al presidente. Pero no, de esos 30 millones de votantes con que López Obrador ganara la presidencia en 2018, sólo 7 millones salieron a votar a la Consulta Popular. Ahora, sería interesante saber, cuántos de esos que no acudieron a votar a la consulta, saldrían a votar el día de la votación para la revocación de mandato. Como señalamos en su momento, el presidente no se da cuenta, pero ese hoyo que cava para los expresidentes, en ese mismo hoyo él caerá, así como lo dice el proverbio bíblico.

Danielle O’Toole, segunda jugadora de softbol en renunciar a la selección de México; tampoco nació en México, tampoco habla español

Danielle Denise O’Toole-Trejo es una jugadora de softbol que jugó en los Juegos Olímpicos Tokio 2020 con la selección de México. Esta jugadora, lo mismo que Anissa Urtez, nació en los Estados Unidos, en Upland, California. Ella fue lanzadora del equipo San Diego State Aztecs. Pues Danielle O’Toole es la segunda jugadora de la selección mexicana en renunciar al equipo. Ella dice que estuvo orgullosa de representar a México en los Juego Olímpicos. Sobre el tema de los uniformes tirados a la basura comentó: “Ninguna de mis compañeras tiró sus camisetas. La cantidad de comentarios de odio y amenazas que hemos recibido ha sido abrumadora”. Por supuesto, alguien debió tirar esos uniformes, y los nombres de esas jugadoras están en esos uniformes, junto con el escudo de México. O’Toole reconoce que fue de las que abandonó su uniforme, aunque anota: “Me encantó ponerme la camiseta y mostrarles a todos de qué está hecho México (…) Puede que no nací en México, pero eso no significa que no sienta lo fuerte que es la tradición y la cultura”. “Jugué mi último partido para México, mi camiseta blanca tiene tierra y lágrimas de nuestro último partido”, dijo la seleccionada mexicana que no nació en nuestro país, y ni siquiera habla español. Pues con razón tiraron los uniformes con el escudo mexicano.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.