Alemán Velasco y Alemán Magnani huyeron a Europa; el SAT amagó con meterlos a la cárcel; malos para los negocios como siempre

Alemán
Miguel Alemán Magnani y Miguel Alemán Velasco FOTO: WEB

De pena se volvería a morir Miguel Alemán Valdés, el presidente de quien dijera José Emilio Pacheco «institucionalizó la corrupción en México». Después de dejar una cuantiosa herencia a sus hijos, herencia ahora administrada por su nieto, le hubiera dado un infarto al darse cuenta que negocio que emprende Alemán Magnani, negocio que truena. Relata Salvador García Soto que Alemán Magnani fue citado por Raquel Buenrostro, directora del SAT. Esta funcionaria fue muy clara al dirigirse al hijo de Miguel Alemán Velasco, el amigo de López Obrador: «Es muy sencillo, si ustedes no pagan sus adeudos —que entonces oscilaban entre 3 y 5 mil millones de pesos— los voy a meter a la cárcel a ti, a tu padre y a tu hermana».

¿Qué hicieron los Alemán? Huyeron a Europa, donde hace meses están exiliados ante la amenaza del SAT. Dice García Soto que desde ahí siguen negociando, cabildeando y que así han conseguido una negociación que le permitirá pagar los miles de millones de pesos que adeudan al SAT. Pero no solo eso, otros negocios de los Alemán también se han venido abajo, por ejemplo la sociedad con grupo Radiopolis, en donde salieron peleados con los socios.

¡Qué pena que Alemán Velasco ya no es gobernador de Veracruz! Pues si fuera otra vez gobernador bastaría con pedir otro préstamo a nombre del pueblo veracruzano y así podría saldar sus deudas. ¿Acaso no fue eso lo que hizo para comprar Interjet que hoy lo tiene en la quiebra?

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.