Leer como hacer ejercicio

Libro
Jesús Eduardo Palomino Martínez, Director de la USBI Poza Rica y Coordinador Regional de Bibliotecas FOTO: LOS POLÍTICOS VERACRUZ
- en Opinión

Brenda Caballero / Mi whatsapp suena. No puedo evitar descargar y escuchar la lectura del día: Hoy 23 de abril celebramos el Día Internacional del Libro y de los Derechos de Autor. Esta vez les voy a compartir de la presentación que hace Don Sergio Pitol a la Colección Bibliotecaria del Universitario editada por la Universidad Veracruzana que dice: “La palabra Libro está muy cercana a la palabra Libre; sólo la letra final las distancia: la O de Libro y la E de Libre. No sé si ambos vocablos vienen del latín Liber (libro), pero lo cierto es que se complementan perfectamente. El libro es uno de los instrumentos creados por el hombre para hacernos libres… libres de la ignorancia y de la ignominia… libres también de los demonios, de los tiranos, de fiebres milenaristas y turbios legionarios… del oprobio, de la trivialidad, de la pequeñez. El libro afirma la libertad, muestra opciones y caminos distintos; establece la individualidad; al mismo tiempo fortalece a la sociedad y exalta la imaginación. Ha habido libros malditos en toda la historia, libros que encarcelan la inteligencia, la congelan y manchan a la humanidad, pero ellos quedan vencidos por otros: los generosos y celebratorios a la vida, como El Quijote, La guerra y la paz, de León Tolstoi; las novelas de Pérez Galdós; todo Dickens, todo Shakespeare, La montaña mágica de Thomas Mann; los poemas de Whitman, los ensayos de Alfonso Reyes y la poesía de Rubén Darío, López Velarde, Carlos Pellicer, Pablo Neruda, Octavio Paz, Antonio Machado, Luis Cernuda y tantísimos más que continúan derrotando a los demonios. Si el hombre no hubiese creado la escritura no habríamos salido de las cavernas. A través del libro conocemos todo lo que está en nuestro pasado. Es la fotografía y también la radiografía de los usos y costumbres de todas las distintas civilizaciones y sus movimientos. Por los libros hemos conocido el pensamiento sánscrito, chino, griego, árabe, el de todos los siglos y todas las naciones”. Por eso hoy les invito a leer… ¡Es Día del Libro!

De inmediato agradezco la lectura y llamo a Jesús Eduardo Palomino Martínez, Director de la USBI Poza Rica y Coordinador Regional de Bibliotecas.

¡Se me olvidó que era Día Internacional del Libro! Le digo apenada. Jesús siempre tan amable me comenta sobre lo que me acaba de leer. Sergio Pitol escribió la presentación de la biblioteca en 2007. La colección se hizo para fomentar la lectura en los universitarios. A través del tiempo ha ido creciendo. Actualmente tiene alrededor de 70 títulos, entre las que menciona  Cumbres Borrascosas, Antología del cuento mexicano, Así habló Zaratustra, entre muchos más.

Pero déjeme comentarle que todos los días recibo audios de lectura de Jesús. Un día lo escucho leer sobre una cebra, otro día algo romántico, a veces algo infantil o hasta consternante como aquel texto de la boa que se comió a un conejo, pero que la verdadera batalla entre los animales fue al llevarse a cabo el proceso digestivo. “Ni la pata de conejo lo salvó” le dijo uno de sus amigos al escuchar el audio, llevando el tema a la suerte. Cada quien puede interpretar la lectura de diferente manera, es muy subjetivo, incluso te lleva a soñar como el Hipopótamo de Juan José Arreola.

La iniciativa de Jesús  de hacer pequeños audios de lectura y mandarlos vía whatsapp surgió en plena pandemia, a razón de que muchos de sus amigos y amigas le decían. “No tengo tiempo de leer”.

No tienes que leer un libro completo, me dice, puedes leer fragmentos o lecturas cortas.

¿Influye tu estado de ánimo al escoger la lectura del día que mandarás? Le pregunto. “No, las lecturas las escojo al azar, abro el libro y allí está lo que voy a leer y mandar. Aunque la lectura de ayer sí fue buscada a propósito del Día Internacional del Libro, me dice.

Después de grabarlas, las distribuye en grupos a través de redes sociales o whatsapp.

Para Jesús es muy importante fomentar la lectura, tanto que también tiene un grupo de lectura nocturna. En él, todas las noches comparte 4 ó 5 páginas o lo equivalente a 10 megas de grabación.

“Ahorita estamos leyendo Persona Normal de Benito Taibo, es una lectura muy interesante, ya que el personaje principal a los 13 años tiene una biblioteca propia, lo que lleva a otra historia o libro dentro del mismo, es como si estuviéramos hablando de los links que hacen vinculaciones”.

Jesús quiere cambiar la inercia de “no tengo tiempo” por lo que invita a todos y todas las que gusten que les envíe sus audios diario nocturno de manera virtual, se comuniquen con él a su correo personal:  [email protected] y le manifiesten ese interés.

¿Crees que con la pandemia hemos cambiado nuestros hábitos de lectura? Le pregunto. “Desde que abrimos los ojos hasta que los cerramos, leemos mensajes, noticias, redes sociales. Nos hemos adaptado a leer en pantalla, pasamos más tiempo en ella a través de un celular, una tablet o una computadora, somos más digitales; la misma educación pasó a ser a distancia. Consumimos más en digital. Se ha diversificado la lectura en bibliotecas virtuales, y han mejorado su venta y distribución”.

Ante ello, le pregunto que si considera que la piratería se ha incrementado. “No necesariamente, actualmente en varios sitios de internet, se pueden leer libremente textos donde se respetan los derechos de autor. Aunque con la pandemia no es fácil de conseguir libros físicos; hay problema de distribución de libros extranjeros, se ha retrasado. La pandemia obligó a cerrar muchos espacios físicos, lo que nos llevó a suscribirnos a revistas electrónicas, a leer en línea, pero respetando derechos de autor, ya que no te permite la descarga de todo el contenido, apenas unas páginas”.

Jesús me indica que ya han dado apertura parcial a la Biblioteca en Poza Rica. “Seguimos todos los  lineamientos generales de sanidad a nivel federal y de la Universidad Veracruzana. Se toma la temperatura, se proporciona gel, se tiene distancia de 2 metros entre las mesas, las cuales tienen una silla únicamente. El aforo es del 50 por ciento, es decir, 150 personas por el momento, aunque no hay mucha asistencia porque se siguen cuidando. El servicio de estantería está cerrado. No pasa el alumno. Los libros son proporcionados por el personal. Al llevarse un libro, se escanea a distancia con código de barras, y cuando el usuario lo entrega, es depositado en una caja por 7 días, por si va  infectado; posteriormente se regresa en la estantería correspondiente. Ahora bien, si el libro tiene mucha demanda, se procesa con un nebulizador casero y etanol al 70% que no daña ni moja el libro porque se asemeja a un gas. Esto se hace por 2 ó 3 minutos”.

Antes de finalizar, Jesús vuelve a hacer la invitación a que leamos. Es necesario leer 10 ó 20 minutos al día, como si hiciéramos ejercicio. No importa si es el Libro Vaquero; incluso, más que contestar cuántos libros hemos leído hay que cuestionarse de qué sirve si leíste mil y no los recuerdas… Debemos pensar qué libros han dejado algo en nuestras vidas. Y tal vez preguntarnos ¿Qué leen los que dicen que no leen?

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.