“¡Fuera, fuera, fuera!”

fuera
“¡Fuera, fuera, fuera!” FOTO: WEB
- en Opinión

Salvador Muñoz / 

¿Quién no ha cantado con una chelita en mano “No me conoces aún” de Palomo?
La canción dice así:


No me conoces aún / 

Porque lo nuestro fue tan pasional / 

Que no nos dimos la oportunidad / 

De decir cosas, de amor de verdad…/ 

Si aplicara esta rolita en política, podría decir que eso fue exactamente lo que le pasó al PAN en el gobierno estatal con Morena, y viceversa: Morena en el gobierno estatal con PAN… no se llegaron a conocer… 

Cosa contraria ocurre con el PRI y algunos morenos que encabezaban en otros tiempos manifestaciones de diversas índoles, ya fuera en la SEV, en la Plaza Lerdo, carreteras, planteles o eventos a donde acudiera el Gobernador. 

Curiosidades de la política, pero hoy, el tiempo los vuelve a reunir aunque en distintas circunstancias… algunos de esos integrantes de Morena hoy están en el poder; los del PRI están como candidatos, como oposición… ¡claro! sin llegar a los extremos de las diversas manifestaciones a los que sus rivales antes empleaban. 

Si hubiera que ponerle una canción al PRI que explicara el conocimiento que tiene de estos morenos, de seguro que habría que invocar a Héctor Lavoe para entenderlo mejor con esa legendaria canción que en alguna Desmañanada de López Obrador, hasta él mismo ocupó: Te conozco Bacalao. 

Yo te conozco bacalao / 

no vengas con pugilatos / 

que tu vienes cada rato / 

pidiéndome una peseta / 

te conozco bacalo / 

conmigo tú no te metas…/ 

Te conozco bacalao / 

aunque vengas disfrazao…/ 

II 

Esas circunstancias hoy las recuerdan algunos egresados del Cetis de Banderilla, cuando el entonces secretario de Educación, Adolfo Mota, acudió a esas instalaciones para hacer entrega de 20 equipos de cómputo. Ah, si la memoria no falla a estos ex estudiantes, entre los asistentes estaba el también entonces diputado local, David Velasco Chedraui. 

¿Y dónde está lo peculiar en este suceso de allá por el 2015? Pues en que un maestro subió con una manta y empezó “a hacerla de jamón” ante la mirada de alumnado y demás docentes y cuando le iban a pedir cordura, Adolfo Mota intercedió y pidió a la directora que lo dejaran manifestarse, “¡Adelante, maestro!, ¡Adelante!”, le dijo el mismo secretario y entonces soltó la manta y sus gritos: “¡Muera el mal gobierno!” ¡Para qué! El alumnado, que no se anda con rodeos cuando se trata de expresarse, lanzó otra consigna: “¡Fuera! ¡fuera! ¡fuera!”… y sí, no eran para el secretario, sino para el mismo maestro. 

Cinco años después, ese mismo Maestro volvería al Cetis… iba a entregar 30… o 40 computadoras… en esa ocasión, no hubo alumnos, no hubo maestros… la pandemia se les atravesó… pero es seguro que tampoco se habría dado alguna manifestación contra “el mal gobierno”… por una razón sencilla… la crítica jamás la ha aceptado este maestro que hoy es Gobernador… y si la hubiera como en esa ocasión él la realizó, en estos días bastaría que le cayera la policía al manifestante por atreverse a “ultrajar a la autoridad”. 

Mientras, hace unos días, en otro punto de la ciudad, Adolfo Mota, como candidato, se presentaba ante una serie de vecinos y fue recibido con un grito: “¡Fuera… fuera… fuera Morena!” 

Al parecer, algunos ciudadanos ya conocen al Bacalao que se tiene en el gobierno…
 

[email protected] 

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.