Franco Castán se queda preso por ultrajes a la autoridad; trasciende que la exesposa que lo denuncia será diputada por Morena

Franco
Rogelio Franco Castán y Guillermina Alvarado FOTO: WEB

Queda claro que el gobierno de Cuitláhuac García no pretendía hacer justicia y meter a un golpeador de mujeres en prisión. Una vez que trascendiera que Rogelio Franco Castán, detenido en Tuxpan por policías ministeriales, tenía un amparo para evitar su detención, las autoridades, para justificar su arbitrariedad, terminaron acusándolo por el delito de ultrajes a la autoridad.

Eso mismo es lo que Franco Castán dice en un mensaje subido a sus redes sociales: «Me dejarán en prisión por el delito de ultrajes a la autoridad que no cometí. Se trata de una persecución política ordenada por Cuitláhuac García, a quien no le importó violar un amparo, ni le importará violentar la Constitución y los Derechos Humanos. Lo hago responsable de mi seguridad en la prisión, tuve a mi cargo tareas de seguridad y Cuitláhuac sabe que corro un alto riesgo. Acudiré a los jueces federales para obtener mi libertad, y entonces regresaré a la lucha hasta derrotar a los que hoy llevan a Veracruz al precipicio, por ineptos y corruptos. No soy un delincuente, soy un líder social que está pagando las consecuencias de ser opositor y hablar con la verdad. ¡No me vencerán!».

Lo más aberrante de todo esto es que ha trascendido que Guillermina Alvarado, la exesposa de Francio Castán, quien se prestó para estos malévolos enjuagues, ya está siendo valorada para una diputación por Morena. Así de trompudos estos puercos.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

  1. ABERRANTE LO QUE HACE ESTE PERREDISTA AL GOLPEAR A SU EX ESPOSA Y ACOSTARSE CON LA HIJA DE ESTA. ADEMAS DE SER COMPLICE DE UN PEDERASTA COMO LO ES YUNES LINARES.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *