Eleazar Guerrero y su hija Nitzya asaltan Jilotepec

Eleazar
Nitzia Guerrero Barrera; Eleazar Guerrero Pérez FOTO: ESPECIAL
- en Opinión

Edgar Hernández* / 

Disponen de los recursos del DIF estatal en favor del candidato de Morena… que es ¡el concuño!

Con el auxilio de la policía se inició esta mañana, en abierto, el reparto de despensas, láminas, estufas ecológicas y “Rotoplas” en la congregación de “La Concepción”.

A escasas 48 horas del exhorto del gobernador Cuitláhuac García de no imponer familiares para cargos de elección popular, ni utilizar recursos públicos para la promoción electoral, el subsecretario de Finanzas, Eleazar Guerrero Pérez, en compañía de su hija Nitzya, Directora de Atención a Población Vulnerable del DIF y en los hechos responsable de aprobar las licitaciones de esa institución, violentan la disposición gubernamental y la ley.

Y es que de manera por demás sorpresiva y alevosa, el primo hermano y sobrina del gobernador, ponen a disposición de su concuño Marino Esteban Moreno Díaz, bienes materiales del DIF estatal para entregarlos a la población de este municipio cercano a la capital del estado a cambio del voto.

Ayer en la tarde noche y al amparo de la oscuridad llegaron a la congregación de “La Concepción”, conocido como La Concha, tres trailers cargados de láminas, estufas ecológicas, Rotoplas y millares de despensas, todos bajo resguardo de la Secretaría de Seguridad Pública, para iniciar esta mañana a temprana hora su reparto entre la población.

“La Concha” se ubica a escasos 7 kilómetros de la cabecera municipal, Jilotepec, la cual, con la Congregación de Vista Hermosa y la propia cabecera, determinarán -por su densidad de población- la elección el próximo 5 de junio.

De manera personal y por demás descuidada al violentar de manera flagrante la ley electoral, el concuño de Eleazar, Marino Esteban Moreno Díaz, es quien en estos momentos -9:00 horas de este 3 de marzo- se encarga directamente de entregar los enseres del DIF.

Contra entrega solicita a cada habitante o familia beneficiada su credencial de elector y el compromiso del voto en favor de Morena por cuya candidatura para la presidencia municipal apuesta.

Marino Esteban ya fue director de la Clínica Rural en “La Concepción” en donde cobró fama por sus actitudes prepotentes y de acoso a las mujeres.

Hoy, sin embargo, con el apoyo de Eleazar y Nitzya, va en pos de la alcaldía sin escatimar recursos que no son de él sino del DIF, institución que en los últimos dos años se ha visto envuelto en corruptelas y malos manejos.

Nitzya Araceli Guerrero, Directora de Atención a Población Vulnerable, sobrina del gobernador Cuitláhuac García Jiménez, por cuya oficina pasan todas las licitaciones directas, es decir, sin concurso, en las cuales hay evidencias de cobro de “moches” hasta del 30 por ciento, es la que actualmente dispone de los recursos materiales de la institución.

El DIF estatal cuenta con un presupuesto anual de mil 300 millones en donde una parte se destina a la compra de recursos materiales, desayunos, lácteos y despensas éstas últimas que hasta hace unos meses se entregaban a los diputados locales de Morena para que a discreción los distribuyeran para la promoción del voto.

La discreción, sin embargo, no fue tanta de parte de los legisladores al ordenar el propio gobernador a la directora Rebeca Quintanar Barceló, recién nombrada, luego del escándalo de los 450 millones desviados por la anterior titular, Verónica Aguilera Tapia, según denuncia pública del su propio Director Administrativo, Mario Lozano Sánchez, suspender dichas entregas.

La determinación del gobernador Cuitláhuac García se dio luego que el Organismo Público Local Electora (OPLE) reclamara al DIF suspender la entrega de apoyos a través de las y los diputados locales.

En abril del año pasado se filtró a medios de comunicación una circular del propio DIF en la que se pedía a diputados locales pasar por 130 paquetes alimentarios que tendrían que ser entregados a personas de escasos recursos en su distrito, lo que es violatorio de la reglamentación del Ejecutivo y la operación del mismo DIF.

En los hechos las despensas ni se entregaban y terminaban abandonadas en los predios en total descomposición. Todavía cientos de ellas están almacenadas en las mansiones de las diputadas Rosalinda Galindo y Ana Miriam Ferraez, según testimonial fotográfico.

El punto es que esta mañana, pobladores de Jilotepec llamaron a este reportero para dar cuenta del ilícito de parte del Subsecretario de Finanzas, Eleazar Guerreo y su hija Nitzya, que va a contrapelo del llamado del gobernador Cuitláhuac García quien el fin de semana expresó que “se deben prohibir que familiares hereden los cargos y que no se puede poner como sucesor a un familiar”.

Eso, por lo que se ve, al primo hermano de Cuitláhuac y a la sobrina, les vale madres.

Tiempo al tiempo.

 

*Premio Nacional de Periodismo

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.