Mario Lozano, vocero

Mayito
Mario Lozano Carbonell FOTO: WEB
- en Opinión

Sergio González Levet /  —Caray, amigo, ahora sí que tienes todo un reto.

—No sé si felicitarte o compadecerte, querido colega.

—Te sacaste la rifa de un tigre rabioso, mi Mario.

Los comentarios de los compañeros de oficio para Mario Lozano Carbonell por su nombramiento como Vocero de la Fiscalía General del Estado (FGE) traían ayer el claroscuro de la enhorabuena al amigo y colega, y la sincera preocupación por la complicada responsabilidad que le dieron.

Pero Mario es un hombre inteligente. Lo ha demostrado en las oficinas de comunicación social que ha dirigido, como la del PRI estatal, la de la Legislatura veracruzana y la de la Secretaría de Desarrollo Social. En todas ha sabido cumplir en tiempo y forma con la información, y hay que añadir su trabajo de relaciones públicas, para lo cual es un magazo.

Tengo noticia de que Mario Lozano se enteró apenas ayer mi entras desayunaba que iba a tal posición en el FGE, y para el mediodía ya estaba tomando posesión y entregando el papeleo necesario.

De reto hablamos, y le toca en lo inmediato a quien hasta la víspera se desempeñaba como Subdirector de Noticieros de Radio y Televisión de Veracruz armar un verdadero plan de comunicación de esa delicada dependencia, establecer contacto con los medios y mejorar las relaciones con los periodistas, que prácticamente han sido inexistentes.

Si sus nuevos jefes y jefa alcanzan a entender a Lozano Carbonell, si lo escuchan, es seguro que habrá una mejoría en el flujo y el manejo de información cierta y segura, que salga en adelante de la dependencia.

La Fiscala General, la licenciada Verónica Hernández Giadans, rompe exitosamente una costumbre inefable al contratar a un verdadero profesional, alguien que le sabe al tema, y no a uno más de los ignorantes recomendados que han sido colocados en puestos estratégicos, “sin tener el oficio y sin vocación”, y que tanto daño le han hecho a Veracruz y a la imagen de su movimiento, el morrenismo lopezobradorista.

Ojalá que otros funcionarios de la 4T veracruzana se animen a poner en las posiciones relevantes a personas con más de un dedo de frente y con conocimiento de causa.

Y en el caso de la comunicación social podría tomar ejemplo hasta el propio gobernador Cuitláhuac García.

Don Mario Lozano Carbonell es hombre de lucha y de palabra, de certeza y de pluma. Mucho va a batallar, pero terminará imponiendo sus razones periodísticas, y lo hará porque tendrá la razón.

Muchos periodistas veracruzanos nos felicitamos y felicitamos a Mario.

Y también le deseamos que tenga entereza y sobre todo paciencia ante esta prueba que se le pone en su camino, en su exitoso camino profesional.

Que lo seguirá siendo. Si no, recuerden cómo pudo con el Guillain Barré

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.