Cuidado Orizaba, cuando el Gobierno del Estado interviene a una policía municipal, la gente muere

Policía
Intervención de la SSP en la Policía Municipal de Orizaba FOTO: WEB

Florisel Ríos Delfín estaba preocupada. Sabía que su vida corría peligro. La policía de su municipio estaba desarmada. En agosto de 2020 Florisel Ríos, alcaldesa de Jamapa, recibió un oficio que le informaba que se iba a revisar el armamento de su policía. Temerosa Florisel Ríos se acercó al secretario de Gobierno, Éric Cisneros: «Me acerque a él y me dijo, te quiero decir que estás mal, tu municipio está mal y te vamos a quitar la Policía, porque si tú no sabes cómo está tu Policía, la que estás mal eres tú, por eso te mataron a tu comandante, porque tu Policía está mal». Tres meses después asesinaron a Florisel Ríos, sus escoltas estaban desarmados. ¿No está pasando lo mismo en la ciudad de Orizaba?

Con la excusa de una revisión del armamento de la policía, la Secretaría de Seguridad Pública del “duro de matar” Hugo Gutiérrez Maldonado, el gobierno del estado está tomando el control de la policía en Orizaba. Los ciudadanos están preocupados, pues si bien reconocen los posibles excesos de la policía municipal, también conocen los excesos de los elementos de la SSP.

Ciudadanos de Orizaba, en una carta dirigida al presidente López Obrador anotan: «Denunciamos públicamente que varias acciones violatorias han sido realizadas por camionetas rotuladas con colores oficiales de SSP y Fuerza Civil, con números cubiertos y sus elementos con los rostros tapados, han golpeado a niños, mujeres y ancianos, se han robado cosas de las casas, televisiones, dinero, ropa y demás, este tipo de acciones denostan y demuestran que la autoridad hoy trabaja solo para complacer caprichos y beneficios, basta con recorrer las carreteras veracruzanas y comprobar en carne propia la inseguridad que en ella se vive, los famosos retenes y filtros son el motivo suficiente para que se cometan injusticias».

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.