El SNTE, en el marco del T-MEC y con la vista de Biden encima, se resiste a su democratización

SNTE
Andrés Manuel López Obrador y Joe Biden FOTO: WEB

Para nadie es un secreto que un gobierno encabezado por los demócratas en Estados Unidos pondría mayor énfasis en la vigilancia del cumplimiento de los compromisos laborales asumidos por México en el marco del T-MEC. La tardía felicitación al próximo presidente de los Estados Unidos seguramente tendrá consecuencias para el gobierno mexicano. Dentro de los compromisos firmados por el gobierno mexicano con su vecino del norte, incluye mejores salarios, mejores condiciones de trabajo y elecciones libres y democráticas al elegir a sus representantes laborales.

En el sindicato de Pemex pronto habrá cambio de dirigencias, la preocupación es el gatopardismo y simulación en las próximas elecciones. La actual dirigencia hará hasta lo imposible por darle continuidad mediante candidatos a modo. En el SNTE, las cosas están peor.

La actual dirigencia se encuentra acorralada por una ley laboral que le exige democracia y elecciones libres, es cierto que han dilatado las renovaciones de casi el 50 por ciento de secciones del SNTE que ya están vencidas, no obstante, se resisten a sacar la convocatoria para la renovación del actual comité nacional. El gobierno de la 4T debe de tomar en cuenta que los ojos de Biden estarán sobre ellos y, la poca apertura democrática del gigante magisterial, puede ser el pretexto, para que el nuevo presidente lance una ofensiva mediática por falta de garantías democráticas en el sindicato más grande de América Latina.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.