Tapaderas en Medellín

Deschamps
Hipólito Deschamps FOTO: WEB
- en Opinión

Salvador Muñoz / En Medellín de Bravo, todo indica que el candidato del PAN por la alcaldía, ha de ser Gabriel Cárdenas Guízar, jefe de Gabinete de Polo Deschamps. No sorprende. Al final, tanto el alcalde como su subalterno, cuentan con el apoyo de su grupo político, conformado por Tito Delfín y Enrique Cambranis.

Uno pudiera pensar que Cárdenas Guízar sería la oportunidad de darle continuidad al proyecto de Gobierno que busca el desarrollo económico de Medellín y nadie, en su sano juicio, lo discutiría… claro, si hubiera tal plan pensado en este municipio.

La percepción que tiene el vecino de Medellín es que efectivamente, posiblemente el propósito de impulsar a Gabriel Cárdenas sea ése, continuar lo que Polo Deschamps hizo con Luis Gerardo Pérez Pérez: hacerla de tapadera.

Hay que recordar que Luis Gerardo llegó a la alcaldía después del desafuero de Omar Cruz Reyes, a quien vincularon con el homicidio del periodista Moisés Sánchez. Algo debió haber hecho mal (o “muy bien”) el edil suplente con la empresa regiomontana NL Lighting de Monterrey (encargada de instalar lámparas por millonaria cantidad) para que al actual alcalde, Polo Deschamps, lo dejaran sin luz, por citar lo inmediato, en Palacio Municipal. Aunque si hubiera hecho algo mal el ex alcalde, entiende uno que se debió proceder en contra de Pérez Pérez… pero Polo no hizo nada, lo que de cierto modo, deslinda de alguna irresponsabilidad a su antecesor, aunque entonces él asuma y se haga responsable de lo que está ocurriendo en el edificio que alberga el poder municipal: el cortón de la CFE que los tiene “a oscuras”.

Claro, “a oscuras” es un decir… preferible gastar en plantas de luz que alimenten de energía el palacio que pagar dos años y cachote de deudas a don Manuel Bartlett. ¡Vamos! De cierto modo, a Polo Deschamps le cayó como anillo al dedo la pandemia porque así, ya no gasta tanto en luz en el Palacio Municipal… por eso se habla de las ventajas de que Gabriel Cárdenas Guízar sea el alfil del alcalde… para darle “continuidad” al gobierno panista que es obvio, parece que es de tapaderas…

El escenario que pinta Polo Deschamps al exterior, contrasta entonces con la realidad de Medellín. No se puede negar que la estrategia y manejo de imagen del alcalde es buena pero eso en poco ayuda al vecino de este lugar que se ha convertido en un municipio-hotel… el medellinense sale a las 7 u ocho de la mañana a Veracruz o Boca del Río a sus centros de trabajo y regresa entre 8 y nueve de la noche a dormir… la vida en Medellín es taciturna.

Si pretende participar Gabriel Cárdenas en estas elecciones, tendrá que borrar esa mala impresión que el panismo ha hecho en Medellín: ser tapadera del antecesor… aunque siendo más precisos, la percepción en Medellín es que sólo hay una tapadera y es la que cubre a Luis Gerardo.

Medellín merece algo mejor que ser sólo mano de obra de Boca del Río y el Puerto, y crean que eso no es Marcos Isleño, otro de los aspirantes a suceder a Polo, aunque dicho sea de paso, hay dos verdades medellinenses en torno a este ex alcalde que llegó por el PVEM en su momento a gobernar el municipio:

La primera) Después de que fue alcalde, Marcos Isleño se apunta a cualquier proceso electoral sin que gane una… 

La segunda) Después de que fue alcalde, no se sabe en qué trabaja Marcos Isleño o peor aún: se sabe que no trabaja.

Por ahí hay otros dos aspirantes a la alcaldía de Medellín… pero de ésos hablaremos en otra ocasión… la cuartilla llegó a su límite y con lo suficiente para que el vecino de este municipio vaya reflexionando sobre el futuro que quiere para sí, para su familia, para Medellín

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.