¡Pobrecito! La dura infancia de Samuel García. Su papá lo obligaba a jugar golf; él se despertaba crudo de la fiesta de anoche y tenía que ir

Samuel García
¡Pobrecito! La dura infancia de Samuel García. Su papá lo obligaba a jugar golf; él se despertaba crudo de la fiesta de anoche y tenía que ir FOTO: WEB
- en Avenida Principal, Carrusel

¿Qué es una dura infancia? Tal vez algunos hombres exitosos recuerden esos días en que tenían que trabajar desde muy chicos y estudiar al mismo tiempo. Algunos salían a vender lo que la madre preparaba, para que el dinero alcanzara para el gasto. Otros tal vez eran “cerillos” en algún centro comercial; otros quizá empezaron a trabajar como albañiles antes de cumplir los 16 años. Pues Samuel García, aspirante a la gubernatura de Nuevo León, dice que él también tuvo una dura infancia.  

Cuenta Samuel García al programa lo esencial que su padre lo obligaba a jugar golf. ¡Sí, así como lo escucha, el inhumano padre de Samuel García lo obligaba a jugar golf, y si no iba no le daba lo de su semana! “Era bien duro porque me decía ‘si quieres que te pague la semana te tienes que ir conmigo al golf el sábado y terminando los 18 hoyos, te pago la semana”, comenta el aspirante a la gubernatura de Nuevo León y uno se pregunta, ¿cómo es que su entrevistador pudo contener las lágrimas ante semejante confesión? Samuel García dice que odió el golf:  

Lo odié porque mi raza salía los viernes y yo salía también, te metías a la una o dos de la mañana y te levantabas a las cinco porque el tee time era a las 6 y media y si no me levantaba a jugar, bueno odie el golf”. Es decir, el pobre muchacho tenía que ir crudo a jugar golf con su padre. ¡Cuánto sufrimiento Dios mío! 

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.