Esposa de César Yáñez quiere ser gobernadora de Tlaxcala; primero su boda “fifí” y ahora su ostentoso árbol navideño; tlaxcaltecas se sienten humillados

Yáñez
Dulce María Silva Hernández FOTO: WEB

Dulce María Silva Hernández es esposa de César Yáñez, coordinador general de Política y Gobierno de la Presidencia, quien tuvo hace unos años su boda fifí; apenas empezaba el gobierno de López Obrador, quien llegó enarbolando la bandera de la austeridad. La boda salió hasta en las páginas de la revista Hola, por lo que César Yáñez, de haber estado siempre muy cerca de AMLO; fue mandado al sótano, por ostentoso. Sin embargo, eso no anuló los deseos de su esposa de llegar a ser un día, gobernadora de Tlaxcala.

Es por ello que la esposa fifí de César Yáñez ya se promueve, ya se reúne con Mario Delgado, presidente nacional de Morena y ya manda mensajes a sus paisanos para que la tomen en cuenta. Pero a Dulce Silva Hernández, la consorte fifí, se le ocurrió, en tiempos de pandemia, mandar un mensaje vestida de pijama de franela y con un árbol navideño lleno de esferas del tamaño de una sandía; un árbol navideño demasiado ostentoso para estas épocas.

De inmediato los tlaxcaltecas que conocen sus aspiraciones le dijeron: «La forma humilde…de decir k nos seguirá robando si llega a ser gobernadora…es una mentada de mamá esa foto…mientras tanta gente luchando x un plato de comida…ella se da el lujo de humillar al pueblo». Y la verdad eso es lo que llegaron a hacer los de Morena, a salir de pobres a costillas de los más pobres.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.