4T no tiene llenadera; AMLO teme perder 2021

Avión
Andrés Manuel López Obrador y el avión presidencial FOTO: WEB
- en Opinión
*Por la salud saquean fondos y rematan terrenos
*Dinero del avión y de fideicomisos no alcanzan

Carlos Jesús Rodríguez Rodríguez / DIAS ANTES de la rifa del avión presidencial –sin avión-ocurrida el pasado 15 de Septiembre, el Presidente Andrés Manuel López Obrador indicó que todo el dinero de los boletos se destinaría a la compra de equipos médicos. La rifa, como bien se sabe, recaudó 2 mil 342 millones 900 mil pesos ya que se vendieron 4 millones 685 mil 800 cachitos, según el director de la Lotería Nacional, en ese tiempo, Ernesto Prieto Ortega. AMLO dijo entonces que con el dinero se realizaría una licitación pública para adquirir equipo e insumos médicos para hospitales, ya que el pago de los premios estaba garantizado con otros recursos, pues el Presidente habría informado a principios de Febrero que el dinero de la delincuencia de cuello blanco, recuperado por la Fiscalía General de la República (FGR), el cual fue dado al Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado serviría para el pago de premios por el sorteo del valor del avión presidencial. “Este dinero no solo proviene o lo que se está recuperando de la delincuencia común, viene también de la delincuencia de cuello blanco y es un procedimiento legal”, indicó en tanto sostenía el cheque recibido en una de sus manos. “Esto pues ya nos sirve, si son dos mil millones de pesos, pues para pagar los premios del avión presidencial”, por lo que, lo obtenido de la venta de los cachitos, donde se esperaba recuperar 3 mil millones de pesos, se utilizarán 2 mil 500 millones para la compra de aparatos y equipo médico. El propio Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero informó ese día que recuperaron 2 mil millones de pesos de un caso en el que trabaja la dependencia que encabeza, y que esos recursos pasarían al Insabi.

Y ENTONCES, definitivamente, no entendemos al Gobierno Federal, pues mientras por una parte rifó el avión presidencial –sin avión- dizque para obtener recursos para salud, además de enarbolar que el País tiene finanzas sanas y solventes, por la otra ordena reformar la Ley General de Salud para permitir que su gobierno disponga a su arbitrio de 33 mil millones de pesos de recursos del Fondo de Salud para el Bienestar, anteponiendo, como ya se le hizo costumbre o justificación, el rubro de la salud. Y es que modificar la minuta para reintegrar el Fondo de Salud a gastos catastróficos, pone en riesgo a pacientes con VIH y otras 65 enfermedades, pues se pondrá en peligro el abasto de medicamentos que requieren quienes padecen Sida, cáncer y otras enfermedades. Con todo y ello, AMLO ordenó y obtuvo de sus serviles legisladores los recursos que debían ser para esos menesteres, pues lo que más le importa es seguir comprando el voto clientelar de cara a la intermedia de 2021, aunque tal parece que esa estrategia comienza a no darle resultado como ocurrió en Hidalgo y Coahuila.

PERO TAMBIEN, argumentando el tema de la salud, el Presidente ha informado que se venderá un terreno cerca del Monumento a la Revolución que pertenece al ISSSTE para comprar equipo médico para esa institución, y nuevamente es menester preguntar: -pues ¿que acaso los recursos de los desaparecidos fideicomisos no alcanzan, como tampoco la rifa –sin avión- del avión presidencial?. Porque hasta donde se sabe, el terreno que será puesto a la venta está valuado en aproximadamente 5 mil millones de pesos, y el instituto ya recibió un primer pago, recursos que según AMLO serán usados para adquirir equipos médicos. La justificante es simple –echar la culpa al pasado-: “en el caso del ISSSTE, quedó muy abandonado al igual que todo el sistema de salud, y no tienen equipos, vamos a invertir como 5 mil millones”. O sea, el costo total del terreno. Y como si necesitara autorizaciones en su dictatorial gobierno respaldado por un Congreso a modo, el mandatario dice que el terreno en Monumento a la Revolución ya está autorizado por el consejo general del ISSSTE, por lo que el Secretario de Hacienda, Arturo Herrera confirma que ya se realizó un primer pago al instituto por 2 mil 500 millones de pesos.

Y UNO se pregunta, que más acciones realizará el Gobierno Federal en aras de la salud o poniendo como pretexto a esta, mientras los insumos siguen sin llegar a las instancias provocando muerte de trabajadores de la salud, a tal grado que hasta el 15 de Octubre habían fallecido 1 mil 744 y 164 defunciones sospechosas que estarían relacionadas con el CoVid19. Los casos confirmados acumulados en este sector son 127 mil 053 y el 36 por ciento de éstos presentan una o dos comorbilidades, principalmente obesidad e hipertensión. Del total de casos confirmados, el 42 por ciento es personal de enfermería, 29 por ciento de otras áreas de salud y el 26 por ciento de personal médico.

PERO LOS serviles diputados de MoReNa avalaron el dictamen con proyecto de decreto que adiciona un párrafo segundo al artículo 77 Bis 17 y modifica el párrafo segundo del artículo 77 Bis 29 de la Ley General de Salud, con lo que el Presidente Andrés Manuel López Obrador podrá disponer de 33 mil millones de pesos del Fondo de Salud, sin importar la catástrofe que provocará en enfermos de VIH/Sida, tuberculosos, afectados por dengue y otros muchos males como diabetes, hipertensión arterial e, incluso, enfermedades mentales tan comunes en estos tiempos de confinamiento y crisis financiera acrecentadas por el CoVid19 y sus efectos devastadores en la sociedad.

LO CIERTO es que al Presidente ya no le alcanza ningún dinero, y lo más probable es que en los días por venir anuncie la venta de bienes muebles, inmuebles y otras propiedades de Gobierno para obtener recursos y seguirlos regalando a discreción para comprar el voto en el 2021, más ahora tras el fracaso en Hidalgo y Coahuila donde no pudieron agenciarse las alcaldías y diputaciones pese a la confianza que existía de que lo harían. Y basta saber que nadie sabe a ciencia cierta a donde han ido a parar en realidad los multimillonarios recursos que sigue obteniendo el Gobierno por la venta de ranchos, fincas, residencias, autos, costosísimas alhajas y otros bienes en poder del Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado, con eso de que la administración no es transparente.

A AMLO le preocupa perder la elección intermedia porque sabe, de cierto, que un fracaso significaría la caída de la apenas naciente Cuarta Transformación que en tan poco tiempo ha decepcionado, incluso a los mercados internacionales, y que decir de la gente pobre que ahora sufre los estragos del mal tiempo, y que debido a la desaparición del Fondo contra Desastres Naturales siguen padeciendo las de Cain. En fin, el teatro de la 4T comienza a desbancarse, y todo por ese espíritu dictatorial del Presidente en turno. OPINA [email protected]

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.