Van contra Polo

Elecciones
Van contra Polo FOTO: WEB
- en Opinión

Sergio González Levet / Cuando pongo “van” en el título de esta columna, me refiero de manera impersonal a una entelequia que puede ser condensada en ciertos grupos de funcionarios enraizados en el Gobierno estatal o en alguno municipal también proveniente de Morrena.

Enraizados y embozados.

Entonces, ésos que “van” por Polo son ni más ni menos que empleados del gobernador Cuitla o de alguno de los 17 alcaldes lopezobradoristas que ganaron la elección del 4 de junio de 2017.

Y “van” por el licenciado Hipólito Deschamps Espino Barros, Presidente Municipal de Medellín de Bravo, Ver., porque se acerca el fin de año, llegará enero de 2021 y con él arrancarán los procesos electorales para elegir 20 diputados federales, 30 diputados locales uninominales, 20 diputados locales plurinominales y 212 nuevos alcaldes.

Y como se sabe, los morrenos pueden no ser muy buenos para gobernar, pero en verdad que se desperezan y activan cuando se trata de temas electorales, al igual que su patriarca nacional. Por eso ya están muy encaminados a poner todas las condiciones posibles -tal vez legales, tal vez no- para obtener los mejores resultados el domingo 6 de junio de 2021.

Una de esas condiciones se enmarca en la estrategia para enlodar la imagen de los presidentes municipales de la oposición, que es el caso del panista Polo Deschamps.

Así que esta semana, los regidores primero y segundo, Dominico Romero y Reina Esther Rodríguez -emanados del Partido Verde ¿Ecologista? de México-, dieron a

conocer una relación de personas que, según la información hecha pública, cobran como aviadores en el Ayuntamiento de Medellín.

Hay de todo en la listita: muertos que en la nómina -como en el Don Juan Tenorio de Zorrilla- gozan de cabal salud (los finados Ada Luz Chávez y Jacinto Márquez de la Luz están en esta alternativa); desconocidos que reciben su quincena quién sabe cómo; funcionarios que renunciaron al puesto que tenían, pero siguen cobrando, y se menciona el caso del presidente del comité municipal del PAN, Rubén Acevedo Vázquez, que cada año de esta comuna habría recibido 217,857.25 pesos.

Dejan ver los regidores ¿ecologistas? que esos sueldos cobrados por personas que no van a trabajar se quedan en

buena parte dentro de los bolsillos del alcalde medellinense, y mencionan una cifra exactísima: $2,440,315.50 (dos millones cuatrocientos cuarenta mil trescientos quince pesos 50/100 M.N.)

Para más sospechosismo, involucran en este pretendido fraude como cómplice a la síndica municipal Hilda Nava Seseña, que ha estado sonando como una posible candidata panista a la elección del primer domingo de junio.

Lo dicho, son eficientes los morrenos para el lodo electoral… que así fueran para gobernar.

[email protected]

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.