De corruptos a simuladores. En serio, ¿creen que haciéndose pasar por chapeadores van recuperar la confianza de los veracruzanos?

Simuladores
Los simuladores gobernantes de la 4T en Veracruz, chapenado los jardines de y parques de Xalapa FOTO: WEB
- en Avenida Principal, Carrusel

De acuerdo con un diccionario en línea, la demagogia es una forma de acción política en la que existe un claro interés de manipular o agradar a las masas mediante estrategias populistas. En Veracruz los gobernantes de la Cuarta Transformación llegaron con la intención de lograr un cambio, eso decían en sus discursos. Sin embargo, desde que se montaron en el poder iniciaron con una serie de acciones que contradecían su discurso.

Abusaron del nepotismo colocando a los parientes en puesto de relevancia, crearon y despertaron empresas dormidas para adjudicarles contratos de manera directa, el saqueo en las dependencias es tan evidente que ya ni se esfuerzan por ocultarlo; el desprecio que sienten por la legalidad los obliga al descaro. Pero para ocultar todo esto, el gobernador Cuitláhuac García y sus secuaces, salieron a chapear los parques y jardines de las ciudades para simular que trabajan. Simular, dice Octavio Paz «es pretender ser lo que no se es».

«Simular -agrega el Nobel mexicano- es inventar o, mejor, aparentar y así eludir nuestra condición». Cuitláhuac García, Éric Cisneros, Zenyazen Escobar y el resto de los funcionarios de este gobierno son corruptos, deshonestos, ladrones, nepotistas; por eso deben simular que trabajan, y lo mejor que se les pudo ocurrir fue agarrar su machete y presumir que lo saben usar.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.