Por fin el Circo Lozoya abre su temporada grande

Lozoya
Emilio Lozoya FOTO: WEB
- en Opinión

Bernardo Gutiérrez Parra / Nomás para empezar son 17 los sujetos señalados por Emilio Lozoya en su denuncia de hechos ante la Fiscalía General de la República en la que están los expresidentes Carlos Salinas, Felipe Calderón y Enrique Peña. Pero además figuran José Antonio Meade, Luis Videgaray, Ricardo Anaya, Ernesto Cordero y José Antonio González Anaya entre otros.

Javier Duarte aparece en la denuncia, pero como quien le regaló a Enrique Peña un Ferrari que era propiedad del ex presidente Adolfo López Mateos. Aunque sería bueno que se investigue si ese regalo fue de su peculio o lo pagamos los veracruzanos.

Y es que el auto de don Adolfo que ocupó la presidencia entre 1958 y 1964 es de colección. Si tomamos como base que un Ferrari 250 GTO modelo 1963 alcanzó un precio de 70 millones de dólares y se convirtió en el auto más caro de la historia. El Ferrari del ex presidente, que es más o menos del mismo año, bien puede andar rondando los 20 millones de dólares.

El obsequio no fue un cuento. Hace un par de años salió a relucir que Javier le había regalado a Enrique Peña un auto de colección. Se dice que el presidente se dio una vueltecita en él y ordenó que lo guardaran bajo siete llaves. Lo que no se dijo es que se trataba de un Ferrari y menos que hubiera pertenecido a López Mateos.

Tras el señalamiento judicial y como era de esperarse llegaron los deslindes. Sin duda el más furibundo fue el del ex candidato del PAN a la presidencia Ricardo Anaya, a quien Lozoya acusó de haber recibido 6 millones 800 mil pesos en el marco de la aprobación de la Reforma Energética.

Mediante un tuit el queretano contestó: “Mañana (hoy), a las 9 en punto de la mañana, que abren los juzgados, iniciaré acciones legales ante un tribunal federal a fin de demandar por daño moral a Emilio Lozoya. Que no sueñen con que me voy a dejar. Conmigo se van a topar con pared. No me importa cuánto tiempo me tome, defenderé mi honor y seguiré luchando para cambiar a México”.

En lo personal, y a reserva de que se demuestre lo contrario, no creo que una persona con la integridad de José Antonio Meade, esté embarrado en el ajo y menos por cuatro millones de pesos que dice Lozoya, le fueron entregados en su casa por órdenes de Luis Videgaray.

El también ex candidato presidencial que fue uno de los que denunció al propio Lozoya contestó: “Mi vida pública la dediqué a construir un mejor país, siempre con absoluta honorabilidad y legalidad. Un criterio de oportunidad sirve para conocer la verdad, no para acusar sin pruebas a quienes denunciamos ilícitos y ayudamos a que este caso se llevara a la justicia”. También agregó que esta “formalmente localizable” para las autoridades.

De que varios de los 17 señalados están metidos hasta el cuello en la danza de los millones de eso no hay duda. Solo espero que Lozoya dimensione bien en la que se está metiendo, porque si está acusando a algún inocente el cielo se le puede venir encima.

¿Qué pasará con los expresidentes?

Según Carlos Loret de Mola, Enrique Peña ya dijo que está dispuesto a declarar. En su columna del 13 de este mes, el periodista escribió que Peña le mandó decir a López Obrador que si la FGR lo cita a declarar viajará a México con ese objetivo.

El problema es que así como se cuecen las habas con la justicia bajo el imperio de la 4T un viajecito en calidad de lo que sea sería muy arriesgado. ¿Qué pasará si una vez ante el juez le sucede lo que a Rosario Robles que se presentó a declarar voluntariamente y la metieron en prisión? Pero si lo llaman a declarar y no viene, en automático sería prófugo de la justicia.

Vaya dilema para el mexiquense.

López Obrador (y no la Fiscalía General de la República) tiene en sus manos el destino de los tres expresidentes, pero a la vez tiene tres papas bien calientes.

A Peña Nieto lo puede meter a la cárcel por corrupto, que lo es. Pero a Felipe Calderón y a Carlos Salinas los metería porque los odia.

¿Se atreverá a tanto? Es capaz y si lo hace alcanzará la cima del poder como ninguno de sus antecesores, pero como paradoja quedará expuesto.

Como presidente López Obrador ha violado la ley en incontables ocasiones y ha permitido actos de corrupción, abuso de autoridad y riqueza inexplicable de varios miembros de la 4T. Y por ahí lo pueden torcer en el futuro.

Si entamba a los tres quizá el cuarto ex presidente que pise la cárcel sea él.

Veremos qué pasa, la temporada grande del Circo de Lozoya apenas comienza.

Nada por ahora entre el PVEM y David Velasco

El delegado del Partido Verde Ecologista de México en la zona norte, Alberto Silva Ramos, subió a sus redes una foto donde se le ve acompañado del empresario xalapeño David Velasco Chedraui con la siguiente leyenda: “Esta tarde con mi amigo David V. Chedraui en Xalapa. Estableciendo un camino verde y de progreso para Veracruz”.

La foto fue subida el martes y de inmediato alborotó a la gallera política que pensó que David ya había optado por el PVEM para contender por la alcaldía de Xalapa. Pero nada de eso.

Como bien sabes lector, David ha manifestado su deseo de participar en las elecciones del 2021 por la presidencia municipal. Y es de los pocos políticos que no ha tenido que tocar puertas, por el contrario, varios partidos le han ofrecido la candidatura.

Personas cercanas a David me aseguraron que en efecto el encuentro se llevó a cabo y que Silva Ramos le ofreció las siglas de su partido el PVEM “y todo el apoyo” para competir, pero David dijo que estudiaría la propuesta. Y no hubo más.

Debido a los casos de corrupción que arrastran varios políticos, David Velasco se ha convertido en un aspirante demandado por los partidos ya que su hoja de servicios es impecable y no tiene cola que le pisen.

No hay que olvidar que durante su periodo como alcalde (2008-2010) la Cuenta Pública de Xalapa no tuvo mácula y su gobierno fue reconocido con el primer lugar en transparencia. En ese contexto, el partido que lo lleve de abanderado tendrá un candidato de lujo con reales posibilidades de triunfo.

De ahí que el PVEM también se haya fijado en él, pero hasta el momento no hay nada en firme, como lo sugiere en su tuit el tuxpeño Silva Ramos.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.