Autodefensas en Veracruz

Autodefensas
Autodefensas en Veracruz FOTO: WEB
- en Opinión

Filiberto Vargas Rodríguez / 

Prefacio. 

Y Cuitláhuac siguió dándole duro al machete. Los gritos que escuchó al principio ya no iban dirigidos a él. Aquel que intentó provocarlo para que perdiera el control, terminó enredado en un pleito de baja categoría con uno de sus colaboradores. *** Parece mentira. Tantos años de marquesa (los de Héctor Yunes) y no saber mover el abanico. Intentó confrontar al gobernador, pero se topó con un rival tan bravo como hábil, el diputado de Morena Juan Javier Gómez Cazarín. *** Ya en este mismo espacio habíamos comentado que fue el Presidente de la Jucopo en el Congreso local quien encabezó la defensa en redes sociales del gobernador, y a Héctor Yunes, en lo particular, lo conminó a atender sus asuntos pendientes con la Ley, a partir de los señalamientos de Emilio Lozoya. *** Consiguió lo que quería. Visiblemente alterado, Yunes Landa alegó que no solía “debatir con el chiquillaje”, pero admitió que con él sí lo iba a hacer. Nunca entendió que eso, precisamente, era lo que quería Gómez Cazarín: que el priista se cambiara de cuadrilátero y que, en lugar de pelearse con el gobernador, lo hiciera con él. *** En los dimes y diretes salieron tablas (ambos se acusaron de gravísimas faltas, pero sin presentar una sola prueba) pero al “rebajarse” a debatir con “el chiquillaje”, el perdedor fue –sin duda- el diputado federal, exsenador y excandidato a la gubernatura, Héctor Yunes.

* * * 

El discurso del presente gobierno estatal en materia de seguridad es, aunque con sus matices, el mismo de las administraciones que lo antecedieron.

Cuando descubren alguna mejoría -por leve que esta sea- en alguno de los rubros delictivos, o cuando por lo menos mantienen las cifras por algunas semanas, sin registrar incrementos, salen de inmediato a presumir el “éxito” de sus estrategias.

Por el contrario, si les resulta imposible ocultar el incremento en la incidencia delictiva, especialmente en los delitos de alto impacto, entonces recurren a la salida fácil: “Es un fenómeno que se vive a nivel nacional y del que Veracruz no es ajeno, pero ya estamos coordinando esfuerzos con la Federación y los estados vecinos para garantizarles seguridad a los veracruzanos”.

Otro tema en el que cada gobierno repite la postura de su antecesor, es en el de la presencia de grupos ciudadanos que se organizan para proteger sus bienes y se denominan “autodefensas”.

Allá por 2014, Javier Duarte aseguraba: “Definitivamente no hay grupos de autodefensa; lo digo, lo confirmo, lo puedo decir a nombre del Ejército; Marina, Gobernación, y del alto comisionado de seguridad pública: acá no hay autodefensa. Quienes alientan con sus declaraciones y convocatorias vía redes sociales a la formación de autodefensas sólo lo hacen como meras ocurrencias”.

Tres años después, en 2017, Miguel Ángel Yunes Linares repetía el concepto:

“Yo no sé qué ánimo de decir que hay autodefensas en Veracruz; Jilotepec está a 10 ó 15 minutos de Xalapa, no hay ningún autodefensa, no hay absolutamente nada (…) Hay algunos casos de vecinos que se ponen de acuerdo para informar, para pasar la voz en caso de que exista algún hecho delictivo pero no hay ninguna autodefensa, ni en Jilotepec ni en ninguna otra parte, no corresponde a la realidad”.

Tres años más adelante, en la actualidad, Cuitláhuac García desempolva ese gastado discurso y lo aplica para el mismo caso:

“No tenemos indicios de autodefensas legítimas, nosotros lo que observamos fue un grupo delincuencial fuertemente armado que pretendía incursionar y probablemente ir tras alguien que tenían como objetivo en sus rencillas, contra otras bandas de la zona pero actuamos rápido y tuvieron que retirarse. Son grupos de bandas criminales”.

No debería ser. No deberían negar lo que resulta evidente.

Sin embargo es algo muy fácil de entender: Admitir que la sociedad civil, cansada de los abusos de grupos delictivos y de la inoperancia de las fuerzas del orden, decidió armarse y resolver uno de los temas pendientes del gobierno, es aceptar su incapacidad y, por lo tanto, caería como anillo al dedo aquella lapidaria frase del empresario Alejandro Martí: “Si no pueden, renuncien”.

Lo que es innegable es que existen organizaciones civiles armadas.

David Villalobos, quien se presenta como “representante del Frente Nacional de Autodefensas en Veracruz” asegura que en la entidad sí existen estas organizaciones y que en varias comunidades están buscando apoyos para armarse “ante la falta de respuesta de las autoridades”.

Villalobos informó que se reunió en la sierra de Acultzingo con líderes de grupos de autodefensa de la zona y vio que hay muchas comunidades organizadas para defender sus territorios de quienes llegan a extorsionar, robar, secuestrar y “cobrar piso”.

Y no es que festinemos este tipo de organizaciones. Su principal problema es que no están comprometidas con el Estado, ni con sus reglas; el objetivo de ellos es proveer justicia siguiendo reglas propias, a partir de lo que ellos consideran justo.

Una vez organizados y luego de que expulsan al grupo delictivo que los acosaba, muchos de estos grupos modifican su perfil y se vuelven en mercenarios, grupos de ejecución o bandas delictivas similares a las que ellos mismos expulsaron.

¿La mejor forma de inhibir la formación de estos grupos?

Con una eficaz distribución de las fuerzas del orden, que se sienta su presencia en las regiones donde los grupos criminales intentan asentarse, y actuar rápido para que el ciudadano se sienta protegido.

* * * 

Epílogo. 

La Secretaría de Salud confirmó este lunes 525 mil 733 contagios de Covid-19 desde el inicio de la pandemia el 28 de febrero, así como 57 mil 023 fallecimientos. En las últimas 24 horas se registraron 3 mil 571 nuevos casos de Covid-19 y 266 nuevas muertes. *** Y mientras el director de Epidemiología José Luis Alomía, asegura que el país vive la tercera semana de descenso en la epidemia, en Veracruz, se reporta un incremento sostenido en los últimos 20 días. *** El municipio de Veracruz concentra la más alta cantidad de casos confirmados, pero el municipio de Orizaba reporta el mayor incremento en el porcentaje de contagios. El número de casos en Veracruz-puerto aumentó 22 % (de 4 mil 871 contagios el 28 de julio, a 5 mil 965 el 16 de agosto). *** Coatzacoalcos, uno de los municipios con mayor incidencia, aumentó 17% el número de contagios en esos 20 días. Xalapa reporta un incremento de 466 casos en los últimos 20 días, es decir, un 43% de aumento. *** La solidaridad con quienes padecen este terrible virus, se demuestra en los hechos. Este lunes el Comité Estatal del PRI firmó un Convenio de Colaboración con Laboratorios para otorgar descuentos en la realización de la prueba Covid-19 PCR. El dirigente tricolor, Marlon Ramírez Marín, agradeció la sensibilidad y apoyo de los representantes de los laboratorios que firmaron el convenio. *** “Esto no va a terminar pronto ni rápido y menos si no se sabe dónde y cuántas son las personas contagiadas. El PRI entiende la función de gobernar, por ello agradecemos a los laboratorios porque juntos somos y seremos capaces de ayudar a muchos veracruzanos y poner a salvo a otros”, dijo Marlon Ramírez.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.