Cómo educar a tu gato de la mejor manera

Gato
Ciudad de México. Tener una mascota en casa puede ser una de las mejores experiencias que puedes tener en la vida, en especial si es un gato. Pero por desgracia, muchas personas no tienen uno, porque no saben cómo educar a un gato FOTO: WEB
- en Carrusel, Nacionales

Ciudad de México. Tener una mascota en casa puede ser una de las mejores experiencias que puedes tener en la vida, en especial si es un gato. Pero por desgracia, muchas personas no tienen uno, porque no saben cómo educar a un gato. Piensan que son animales que no se les puede enseñar nada, y siempre harán lo que quieren.

Es cierto que el comportamiento de los gatos es muy diferente al de los perros, o al de otros animales. Tienden a ser independientes, requieren su propio espacio, y se pueden cuidar muy bien solos. Sin embargo, esto no quiere decir que no sean las mascotas ideales para algunas personas.

Podrán ser mascotas con un comportamiento diferente, pero eso no quiere decir que no puedan ser entrenados. Solo necesitas saber que los gatos tienen formas diferentes de ser disciplinados, y que necesitan de distintos métodos para que sean mascotas educadas, y obedientes.

No pienses que es un perro

Necesitas tener en cuenta en todo momento, que un gato no es igual que un perro. A los perros se les entrena con castigos, y regaños leves cuando hacen algo mal. Y si hacen las cosas bien (como ir a hacer sus necesidades donde debe), se les recompensa con cariños y amor.

En cambio, si tu gato se porta bien, no servirá de nada que les caricias y afecto. A ellos se les entrena dándoles premios o recompensas cuando tienen un buen comportamiento. Cada vez que use su caja de arena correctamente, o se porte bien con las visitas, dales un poco de comida.

Ten paciencia para enseñarle trucos

A los gatos les cuesta mucho más aprender trucos que a los perros. Tienes que tener mucha paciencia si le quieres enseñar trucos como dar la pata, sentarse, y girar. Esto lo aprenderán con repeticiones constantes. Hacerlo varias veces, y cada vez que lo haga bien, darle un premio.

Hacer trucos no es algo que esté en la naturaleza de los gatos, por eso requieren más paciencia. Para tener un gato educado, no es necesario que le enseñes todos estos trucos, solo necesitarás enseñarlo a usar su caja de arena, a no arañar los muebles, y no robar comida

Enséñale a usar la caja de arena

Su caja de arena tiene que tener el tamaño adecuado para tu mascota. No puede ser muy pequeña, porque el gato no se sentirá cómodo, y no hará sus necesidades ahí. Si tu gato es muy pequeño todavía, entonces no le servirá una caja grande que no pueda alcanzar.

Lleva a tu gato a la caja de arena, y con tus propias manos, excava en la arena para que tu mascota vea cual es el lugar indicado. No intentes hacer esto mismo con las patas del gato, ya que no funcionará. Con verte a ti haciéndolo, es más que suficiente.

Tu gato no aprenderá a hacer esto de inmediato, tomará algo de tiempo hasta que aprenda. Cada vez que haga sus necesidades fuera de la caja, agarra su excremento y ponlo en la arena. Así tu mascota se dará cuenta de que ese es lugar correcto.

Compra un rascador y muéstrale cómo se juega

Muchas personas no se atreven a tener un gato porque piensan que les arruinará todos los muebles. Esto no tiene que ser un problema, siempre que tu mascota tenga un rascador donde pueda arañar.

Rocía el rascador con una hierba aromática para gatos, y verás como tu mascota quedará encantado con el rascador. Estas hierbas las puedes encontrar en cualquier tienda de animales y no son muy costosas.

Si notas que tu gato está arañando algún mueble, llévalo al rascador de inmediato, así se dará cuenta de cuál es su lugar. Todos los gatos necesitan rascar, así ellos se cuidan sus garras, y también se desestresan.

Corrige sus comportamientos indeseados

Cada vez que tu gato haga algo que no te guste, como subirse a los muebles, robar comida, o marcar territorio donde no debe, dale un pequeño castigo. Haz un ruido fuerte para que se aparte y no piense que es un castigo, sino que le dé un poco de miedo.

Si intentas disciplinarlo con un periódico, o con un pequeño empujón (como si fuera un perro), no te dará buenos resultados. En el momento que no estés en la casa, tu gato de igual forma hará las cosas que no quieres que haga. La forma correcta de que el gato entienda, es que simplemente lo espantes y pierda el interés.

Recuerda siempre disciplinarlo en el momento. De nada servirá que intentes educarlo cuando hizo algo malo hace más de 15 minutos. Si lo haces, el gato no entenderá, y solo lo verá como una agresión. Tampoco le des premios, o cariñitos después de corregirlo, porque solo estarías alentando su comportamiento indebido.

Con mucha paciencia, y perseverancia, podrás enseñar a tu mascota de la forma correcta. No tengas miedo en adoptar a un gato, es un gran acompañante y un fiel compañero. Solo sigue las pautas y edúcalo para que no te cause problemas.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.