BOA: el ridículo

Ridículo
Andrés Manuel López Obrador, la BOA y el ridículo FOTO: WEB
- en Opinión

Filiberto Vargas Rodríguez / 

Prefacio.

A pesar de que los hechos se registraron a plena luz del día y fueron “la comidilla” entre los porteños, en realidad la información sobre la balacera ocurrida en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río fue muy escueta. *** Cerca de las tres y media de la tarde de este miércoles se escucharon disparos por el bulevar Manuel Ávila Camacho. En esa zona, horas después, fueron asegurados dos autos particulares con huellas de impactos de bala. *** A falta de información oficial, trascendió que se habría tratado de un “levantón” contra una persona que viajaba en un auto Jetta color gris, el cual quedó sobre la banqueta a la altura del hotel City Express. *** Varios sujetos lo habrían bajado de esa unidad y se lo habrían llevado en una de las dos camionetas que realizaron el ataque. *** Esa, sin embargo, fue una versión de “Radio Bemba”. Lo grave fue lo que publicó en Twitter el periodista Víctor Hugo Arteaga: “Horas después de ratificar su denuncia contra @AnaGGuevara, empresarios veracruzanos fueron objeto de un atentado en Boca del Río, Veracruz!!! Al menos cinco vehículos participaron en los hechos. El apoderado de la empresa CIMCSA confirmó que se encuentran bien!”. *** ¿A ese grado ha llegado el conflicto legal con la titular de Conade? Ya hay una persona desaparecida y ahora se reporta un atentado contra los empresarios involucrados. ¿En qué líos y con qué clase de gente está metida Armida Ramírez?

* * *

El pitorreo es generalizado. Cómo pocas veces, la denuncia por parte del Presidente Andrés Manuel López Obrador de un supuesto “complot” para derrocarlo en el 2022, ha sido tema para miles de “memes” en las redes sociales y ha unido a las más leídas plumas del país, en la descalificación de esa denuncia.

Aquí le van algunos ejemplos:

Jorge Fernández Menéndez (“Razones”, de Excélsior):

“¿De qué tipo de conspiración están hablando? Que un grupo de políticos y empresarios supuestamente se pongan de acuerdo para tratar de ganar una elección no es una conspiración, en todo caso sería un acuerdo electoral, exactamente el mismo que hizo López Obrador con muchos, dentro y fuera de Morena, entre ellos muchos empresarios, para ganar los comicios de 2018. ¿O disputar una elección y criticar al gobierno ahora va a ser sinónimo de conspiración?, ¿ahora los críticos serán, seremos, conspiradores?”.

Leo Zuckerman (Juegos de Poder, Excélsior):

“Nada tendría de malo que se unieran fuerzas políticas y sociales para ganarle a Morena las elecciones de 2021 y la revocación del mandato en 2022. De eso se trata la democracia: de formar alianzas para conquistar el poder en las urnas. Si uno lee el famoso reporte de marras, presenta la estrategia del supuesto BOA para enfrentar a Morena y sus partidos satélites con tácticas como candidaturas en común y mensajes para culpar a López Obrador y la 4T del desempleo y la inseguridad. Es lo mismo que hizo López Obrador en 2018 para ganar esa elección. Se alió con grupos y partidos y culpó al gobierno de Peña por el mediocre crecimiento económico y la inseguridad rampante. ¿Por qué se vale para ellos y no para sus opositores?”.

Pablo Hiriart (Uso de razón, El Financiero)

“Ayer inventaron un documento para señalar con todas sus letras a los ‘enemigos’, justificar el acoso, la agresión física, ponerle una cruz en la frente a los opositores ‘al cambio’. Y para abortar una posible, y deseable, formación de un frente de partidos políticos de oposición que el próximo año frene sus atropellos y en 2022 los saque de Palacio Nacional por la misma vía que llegaron: la democrática”.

Raymundo Riva Palacio (Estrictamente personal, El Financiero):

“El presidente Andrés Manuel López Obrador mostró un documento, cruzado por la palabra ‘Confidencial’, de un ‘Bloque Opositor Amplio’, con el título de ‘Rescatemos a México’, en donde se hace un diagnóstico político y se enumeran prominentes personas e importantes grupos económicos que se proponen, dijo, quitarle la mayoría en el Congreso el próximo año y promover la revocación de mandato, para que deje la Presidencia en 2022. Es decir, de hacer política dentro de los márgenes de la ley”.

Carlos Marín (El Asalto a la razón, Milenio):

“Lo que se ‘reveló’ fue un perlario de lugares comunes con miras a babosas obviedades: ‘Promover el desplazamiento de Morena de la mayoría de la Cámara de Diputados en 2021’ y alentar la revocación del mandato presidencial en 2022 (lo cual viene siendo comidilla en distintos sectores y se ha vuelto chisme de vecindad). ¿La paternidad?: del PAN, PRI, PRD y MC, cuyo papel es, precisamente, ser de oposición (para esto son financiados por el Estado)”.

Joquín López Dóriga (En privado, Milenio):

“En fin, que me parece impropio del nivel presidencial darle ese espacio a un supuesto documento confidencial del que reconoció que no estaba seguro de su origen, pero aún auténtico, ¿cuál sería el problema de la formación de un bloque opositor para impedir la mayoría del partido oficial en la Cámara de Diputados? Con un palo y un bote, el Presidente nos cambió de tema cuando el país pasa el momento de mayor riesgo de contagio por la pandemia, la crisis económica se profundiza, el desempleo se extiende y la delincuencia, desatada, rompe marcas de asesinatos en un día con 117. Y todos hablando de la BOA”.

Julio Hernández (Astillero, La Jornada):

“El presidente de México asignó una excéntrica validación a un presunto plan de guerra política del cual se dijo desconocer el origen y su autenticidad: unas hojas sin identificación alguna, escritas a máquina, con un poco convincente sello en diagonal para destacar el carácter confidencial del asunto y una serie de consideraciones que aún cuando pudieran reflejar posturas y conductas políticas cotidianamente advertibles en sus opositores, no deberían haber sido suficientes para ser presentadas acusatoriamente, como cosa mediáticamente casi probada, en el marco institucional de la conferencia mañanera de prensa del hombre que encarna el mayor poder político del país”.

Templo Mayor (Columna de trascendidos de Reforma):

“El año electoral ya empezó en Palacio Nacional y para Andrés Manuel López Obrador la prioridad es el 6 de junio de 2021, no la pandemia del coronavirus, ni la crisis económica, ni el desplome del PIB, ni el incremento de la inseguridad en todo el país. Lo que le importa es la campaña, no el gobierno. Eso explica que el jefe del Ejecutivo quien, supuestamente, debería gobernar para todos, dedicara buena parte de su conferencia mañanera a un supuesto movimiento opositor llamado BOA… cuya existencia ni siquiera sabe si es real. ¿Para eso usa los servicios de inteligencia la 4T? ¿Para presentar como una conspiración lo que en realidad son cuatro hojitas que se comparten por WhatsApp? En otro momento podría resultar hasta divertido ver a AMLO persiguiendo mariposas opositoras con su red atrapacomplots, pero en este momento en que el país necesita liderazgo, resulta más bien preocupante”.

¿Así, o más claro?

* * *

Epílogo.

A propósito de “estrategias” para derrocar a los gobiernos de Morena, llama la atención que en la capital de Veracruz surgió, desde hace ya varios meses, un movimiento que busca, entre otras cosas, impedir que otro representante de Morena llegue a la alcaldía el próximo año. *** Estos xalapeños, a los que congrega Cuauhtémoc Velázquez, conformaron en una agrupación a la que bautizaron “Rescatemos Xalapa”. Sí, casualmente un lema muy parecido al que presentó López Obrador (“Rescatemos México”). ¿Casualidad? *** Lo bueno es que el propio gobernador Cuitláhuac García, con la fiscal Verónica Hernández a su lado, aseguró que el asesinato de la periodista María Elena Ferral ya había quedado resuelto. *** Resulta que uno de los detenidos (al que las autoridades identifican como “Carlos PJ”) fue herido durante su captura y debido a complicaciones de salud, tuvo que ser trasladado al hospital civil de Papantla. *** Pues hasta ese lugar llegaron sujetos armados con el fin de “rematar” al reo, lo que no consiguieron porque no supieron en dónde se encontraba. La presencia de la policía los obligó a huir. ¿En serio es un “caso resuelto”? *** El gobernador Cuitláhuac García suele festinar las ocasiones en las que los mandos del Ejército, la Marina, la Guardia Nacional y la policía estatal le informan que durante 24 horas no se registró ningún homicidio. Nada dice, sin embargo, cuando en unas cuantas horas múltiples crímenes se reportan en diversos puntos de la entidad. Para él, “eso no es nota”. *** Este miércoles, en el poblado Matatenatito, del municipio de Omealca, fueron encontrados los cuerpos sin vida de tres hombres y una mujer. *** En la carretera estatal Matatenatito-Loma Mulato fue localizada una camioneta Toyota color gris, en cuyo interior y a su lado, fueron encontrados los cadáveres. La unidad mostraba varios impactos de bala de grueso calibre. Los cuerpos presentaban signos de tortura y heridas producidas por armas de grueso calibre, además que estaban esposados. *** ¿Y qué ha dicho sobre esto la “nueva fiscal”? Nada, por supuesto.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.