Reuniones en lo oscurito entre el secretario general de Morena en Veracruz con Sergio Abel Verdejo Muñoz y Florencio Hernández Espinoza, actual juez en Zongolica

Morena
Reuniones en lo oscurito entre el secretario general de Morena en Veracruz con Sergio Abel Verdejo Muñoz y Florencio Hernández Espinoza, actual juez en Zongolica FOTO: WEB
- en Carrusel, LBPNoticias

Dicen por ahí las lenguas viperinas que se parten en dos puntas, que no por ello no tengan la verdad, que en lo oscurito Gonzalo Vicencio Flores, líder y secretario general de Morena en Veracruz se ha reunido con Sergio Abel Verdejo Muñoz, actual funcionario de la Fiscalía General, y Florencio Hernández Espinoza, actual Juez en Zongolica, quien por cierto presume contar con el apoyo de la presidenta del Tribunal Superior del Estado de Veracruz, Claudia Díaz Tablada. Y es que ante la próxima designación del fiscal general del estado y del fiscal anticorrupción del estado de Veracruz, candidatos de ambas dependencias del estado han dado vueltas buscando el apadrinamiento del secretario general de Morena, Gonzalo Vicencio Flores, para que intervenga ante el gobernador y el superdelegado del estado, Manuel Huerta Ladrón de Guevara.

Por cierto, no debe perderse de vista que, de acuerdo a lo dispuesto por el artículo 318 del Código Penal para el Estado Libre y Soberano de Veracruz de Ignacio de la Llave, la recomendada de Éric Cisneros comete el delito de abuso de autoridad, ya que el servidor público, que por sí o por interpósita persona sustraiga, reproduzca, entregue, destruya, oculte, utilice o inutilice ilícitamente información o documentación que se halle bajo su custodia, a la cual, tenga acceso o conocimiento, en virtud de su empleo, cargo o comisión.

De ahí que, en el caso de que Verónica Hernández Giadáns haga uso de datos que pertenecen a la Fiscalía General del Estado de Veracruz, con la finalidad de robustecer su viabilidad para ocupar la titularidad de dicho órgano autónomo, incurriría en dicho ilícito. Sin embargo, en el orgasmo del poder y en la atragantada del mismo, la ley a los morenos les viene valiendo un soberano cacahuate, el asunto es perpetuarse en el poder y tener de su lado los justicieros a modo, para que les cuiden las espaldas cuando el pueblo abra los ojos y les piden su boleto de renuncia.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.