Viridiana, Catalina y María

Viridiana
Viridiana Bretón Feito, Catalina Montalvo Tentzohua y María del Carmen Hernández Teodoro FOTO: LOS POLÍTICOS VERACRUZ
- en Opinión

Brenda Caballero / “Que si no renuncio al puesto va a buscar la forma de desaforarme, y si no, me va a desaparecer para quitarme de en medio». Fueron las palabras de la alcaldesa de Ixhuatlán del Café, Viridiana Bretón Feito en contra de su síndico Amador Landolfo Altamirano Gallardo.

Viridiana expresó temer por su vida y la de sus familiares, por lo que acudió el pasado 4 de mayo a la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción para denunciarlo por extorsión y amenazas bajo la carpeta de investigación número UIPJ/DXIV/F10/543/2020 de la Sub Unidad de Córdoba. La alcaldesa señaló que puso la denuncia porque no quiere ser asesinada como su homóloga de Mixtla de Altamirano, Maricela Vallejo, ya que al parecer el síndico quiere ser alcalde.

Las declaraciones de Viridiana son graves y más cuando en medio de esta pandemia han matado a otras mujeres por violencia política de género, entre ellas a Catalina, agente municipal de Ixhuatlancillo y a María del Carmen, Regidora única de Texcatepec.

El 12 de abril, hace casi un mes, Catalina Montalvo Tentzohua, de 48 años, viajaba con su esposo en una motocicleta cerca de su domicilio. Otra motocicleta se les emparejó y les dispararon a quemarropa. Ella murió en el lugar. Catalina era militante del PRI y representante de la CNOP. A la fecha nada se sabe de sus asesinos.

Dos días después, el 14 de abril, María del Carmen Hernández Teodoro, regidora única en funciones del municipio de Texcatepec, fue asesinada a balazos en un camino de terracería que comunica a las comunidades Casa Redonda y Pie de Cuesta del mismo municipio. Ella era militante del PRD.

Ese mismo día, la Asociación Civil Agrupación de Derechos Humanos Xochitépetl de Huayacocotla, Veracruz, a través de un comunicado, exigieron al Gobierno del Estado y a la Fiscalía General del Estado, las investigaciones para dar con los responsables materiales e intelectuales del asesinato; incluso, citaron lo siguiente: “Es cierto que nos encontramos enfrentando una emergencia sanitaria (Covid-19), pero las autoridades en sus tres niveles de gobierno, también deben enfocar esfuerzos para garantizar la seguridad de la población en general, pues la emergencia de salud, no puede ser motivo para descuidar las áreas de seguridad que nos están llevando a vivir en un clima de violencia”.

En el mismo comunicado, la Agrupación denunció que en el IV Distrito Judicial de Huayacocotla, en tres días habían sido asesinadas en forma violenta cuatro personas (tres de ellas indígenas), incrementando con ello las cifras de feminicidios en Veracruz. Ojalá y las autoridades de los tres niveles de gobierno se apliquen realmente a esclarecer los asesinatos, a proporcionar seguridad a las mujeres y no solamente piensen en su propio interés o el de sus conocidas que se inscriben a las convocatorias de la Fiscalía General del Estado.

#PeligroEnCasa

La violencia contra las mujeres sigue; los feminicidas no descansan. De acuerdo a la Red Nacional de Refugios, durante el confinamiento, 367 mujeres han sido asesinadas en México. Es escalofriante pensar que las mujeres no son asesinadas en las calles, sino en sus propias casas… por sus parejas, esposos o familiares. Por eso, el pasado 9 de mayo, se trató de viralizar el hashtag #PeligroEnCasa.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.