Cuitla teme a la revocación de mandato

Cuitláhuac
Cuitláhuac García Jiménez FOTO: WEB
Por miedo contradice decreto de AMLO
Pavimentan el camino para Rocío Nahle

Carlos Jesús Rodríguez Rodríguez / DICEN LOS expertos en comportamiento humano que la inseguridad emocional es una sensación de nerviosismo o temeridad asociado a multitud de contextos, que puede ser desencadenada por la percepción de que uno mismo es vulnerable, o una impresión de vulnerabilidad e inestabilidad que amenaza la propia autoimagen o el yo interno y externo, aunque, también, puede promover estados de timidez, paranoia y aislamiento social de quien la padece, o alternativamente, alentar conductas compensatorias como la arrogancia, el narcisismo o la agresividad. Decía el dramaturgo, crítico y polemista irlandés, George Bernard Shaw, autor de “El hombre del destino” (The Man of Destiny) escrita en 1895 que: “La vida no se trata de encontrarte a ti mismo, sino de crearte a ti mismo”, esto es, ser tú mismo, con personalidad e imagen propia, y no andar imitando a los demás solo porque encuentras en quien te llevó al poder a tu “álter ego” (persona real o personaje ficticio en quien se reconoce o se identifica a otra o sobre quien ésta se proyecta). Y ese es, acaso, el conflicto que enfrenta Cuitláhuac García Jiménez, un personaje desprovisto de personalidad propia que quiso escamotearle a Andrés Manuel López Obrador algo de su temple o temperamento, transmutándose en un ser arrogante, insensible y alejado de la sociedad, porque no está actuando asimismo sino imitando a un yo imaginario que no existe en su interior, pero al que venera y busca parecerse en el más colosal fanatismo o, en el más acendrado oportunismo.

POR ELLO Cuitláhuac García Jiménez, al pretender ser a imagen y semejanza de Andrés Manuel López Obrador ha trastocado su propia imagen deteriorándola ante una sociedad que a diferencia de otros gobiernos en el primer año de gestión, incluso, el de Javier Duarte de Ochoa, ya desea que se vaya, y apelan al buen juicio del titular del Ejecutivo Federal pero, en caso contrario, al decreto de la reforma constitucional en materia de consulta popular y revocación de mandato publicada el 21 de Diciembre de 2019 en el Diario Oficial de la Federación, tras ser aprobada por la Cámara Baja del Congreso de la Unión. El documento, que modifica y adiciona diversas disposiciones de los artículos 35, 36, 41, 81, 84, 99, 116 y 122 de la Constitución General de la República, refiere que las consultas populares podrán ser sobre temas de trascendencia nacional y regional, y se realizarán el primer domingo de Agosto, y en materia de revocación de mandato se estipulan los procesos para ejecutarlo y el derecho de los ciudadanos a participar en éste: “Serán sujetos del mismo, el Presidente de la República, las y los gobernadores de las Entidades Federativas y el Jefe o Jefa de Gobierno de la Ciudad de México”. La reforma plantea que para solicitar la revocación de mandato del actual presidente de la República la solicitud de firmas comenzará en Noviembre de 2021 y culminará el 15 de Diciembre de ese mismo año. La petición deberá presentarse en los primeros 15 días de este último mes. Si la solicitud es procedente, el INE emitirá la convocatoria y la jornada de votación será a los 60 días de expedida la convocatoria pero, también se indica que las constituciones estatales establecerán las normas relativas a los procesos de revocación de mandato del gobernador de la Entidad.

COMO BIEN se recuerda, el Congreso de Veracruz aprobó con 34 votos a favor reformar la Constitución Política Federal –como lo establecen los cánones políticos cuando los congresos son mayoritariamente del partido que llevó al poder al Presidente en turno-, pero cinco meses después de aquello, la misma bancada de Morena en el Congreso Local se echó para atrás y ahora busca “blindar” al mandatario Estatal para evitar que en el 2021 se someta a la consulta popular de revocación de mandato –si es que antes no se lo lleva el Presidente Andrés Manuel López Obrador a un cargo sin importancia-, y en ese contexto los MoReNos –que, también, quieren justificar a toda costa la veracruzanidad de Rocio Nahle por si es ineludible la salida de Cuitláhuac-, presentaron una Iniciativa con Proyecto de Decreto que reforma y adiciona diversas disposiciones de la Constitución Política del Estado, la cual de aprobarse no permitiría que el Gobernador ni los legisladores –estos últimos van de pilón- pasen por las urnas en 2022 a fin de que los jarochos decidan su permanencia en el cargo. Por ello, al artículo 15 de la Constitución Local, inciso “C”, buscan adicionarlo para que quede como sigue: “No podrán ser objeto de consulta popular: la restricción de los derechos humanos reconocidos por la Constitución Federal, los tratados internacionales de los que el Estado mexicano sea parte y la Constitución del Estado; la desincorporación del Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave de la Federación; la permanencia o continuidad en el cargo de los servidores públicos de elección popular; la materia electoral; el sistema financiero; los ingresos, y gastos y Presupuesto de Egresos del Estado”.

PERO TODA esa perorata elevada a iniciativa de decreto tiene por objeto la no aplicación de la revocación de mandato en el Estado, contraviniendo el discurso y la posición política del Presidente Andrés Manuel López Obrador en el sentido de que “el pueblo manda” o “el pueblo pone y el pueblo quita”. No es secreto que los seguidores de García Jiménez desearían que el Gobernador renunciara, pero están convencidos que en caso de ser relevado se irían todos, ya que ningún personaje que lo sustituya –llámese como se llame- querría esos estorbos que nada resuelven, por el contrario, todo lo complican, y a quienes en gran medida debe García Jiménez los tropiezos que ha tenido hasta colocar a su gobierno en uno de los más corruptos, después de Duarte, a juzgar por lo que ha ido emergiendo en la Secretaría de Educación e, incluso, en las de Salud y Seguridad Pública, según lo registran las crónicas de momentos álgidos vividos al interior de esas dependencias con la adquisición de insumos a sobreprecios, o en Trabajo y Previsión Social donde la titular había asignado un auto oficial a su hijo detenido con droga y alcoholizado.

SABEN LOS MoReNos que Cuitláhuac no aguantaría una eventual consulta popular para revocación de mandato, y por ello contravienen la reforma impulsada por Andrés Manuel López Obrador y aprobada por el propio Congreso del Estado pero, por si las dudas, buscan allanar el camino a la Secretaría de Energía, Rocío Nahle, zacatecana de origen pero con hijos veracruzanos, por lo que en caso de aprobar la absurda reforma también propuesta convertirían en veracruzana a la funcionaria federal sin serlo, en un acto que juega con la inteligencia de los jarochos a los que, por otra parte, consideran tontos o fanatizados e incapaces de oponerse a absurdos, aunque habría que reconocer que hay muchos en ese canal dispuestos a todo con tal de agradar a la poderosa funcionaria. Así de simple. OPINA [email protected]

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.