Happy birthday Mr. Marx

Marx
Happy birthday Mr. Marx FOTO: WEB
- en Opinión

Jorge Flores Martínez / 

En fechas como hoy salen todos los marxistas de clóset que se disfrazan de socialdemócratas escandinavos. Sergio Negrete Cárdenas @econokafka

No hay forma de entender la historia si no es por contraposición de ideas que se suponen deben gobernar al mundo, Francis Fukuyama nos habló del fin de la historia en 1992, cuando nos dijo que la lucha de las ideologías había concluido y el mundo inició a uno basado en la política y economía de libre mercado, dejando atrás al socialismo como lo conocíamos.

Antes de seguir, quisiera aclarar que, el mundo tiene enormes desigualdades que no deberían ser soportables, lo entiendo y lo tengo claro, pero parto de la premisa que la desigualdad es un resultado más que una causa, el verdadero problema es la pobreza, y siento decirlo, la mejor forma de combatirla es con más libertades y no con un Estado más grande que se encargue de administrarlas.

Considerando lo anterior continuamos.

Karl Marx, en el “Socialismo Científico”, explica que el conflicto social es causado por el excedente material y la aparición del sentido de propiedad en el hombre que, como consecuencia, se tiene una lucha de clases entre trabajadores explotados y explotadores burgueses, razón por la que explicaba Marx que la sociedad humana estaba determinada por sus condiciones materiales, por lo que la producción de bienes es fundamental, es así que se explicaba el poder que tienen en la sociedad las masas populares y obreras.

Es justo en esta lucha de clases que nos explica Marx, donde yo ya no voy en la misma línea, me parece que el filosofo empieza a esbozar una especie de pecado de origen en la naturaleza humana que requiere de una redención social, es decir, es indispensable modificar el comportamiento del hombre para cambiar las condiciones sociales y económicas. ¿Notan el parecido con la teología Cristiana?

Es justamente en esta pretensión de cambiar al hombre donde, a mi parecer, radica el carácter ideológico de sus teorías económicas. Su extraordinario planteamiento teórico tiene, y reitero, en mi opinión, una grave inconsistencia, es irreconciliable con la naturaleza humana, es el pecado original que requiere la conversión del bautismo.

Es precisamente en este sustento ideológico donde estas ideas tienen mayor fuerza, las teorías de Marx cuentan con seguidores ideologizados que interpretan sus ideas y las intentan ajustar a los tiempos después de casi 200 años. Otra vez el parecido a una teología religiosa persiste.

En algún momento estos seguidores, al ver que mucho de lo que plantea Karl Marx es irreconciliable con la realidad, llegaron al absurdo de asegurar que por medio del comunismo, el Homo sapiens se convertiría, en una especie de “selección artificial”, en un superhombre, altruista, saludable, culto y un entusiasta propagandista de la revolución socialista. Es justo en este punto donde ya no encuentro diferencia entre una doctrina religiosa y la ideología socialista.

Lo curioso es que pocos años después de la muerte de Marx, constataron que sus predicciones no se estaban cumpliendo, pues ni el capitalismo se colapsó ni el proletariado vivía en condiciones cada vez más miserables. Esto dio pie a replantear todo y dar inicio a lo que conocemos como la socialdemocracia europea. No es lo mismo la vía democrática que la dictadura del proletariado. La socialdemocracia Europea fue posible en países libres con economías de mercado capitalistas, no en la unión soviética o sus países satélites, ahí ni democracia había.

Cuántas muertes se ocasionaron por intentar cambiar al hombre antes que intentar cambiar las circunstancias.

Lo peligroso de confundir la teología y dogmas con la ciencia.

Mientras tanto, happy birthday Mr. Marx.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.