Cuic y Eric, sin cubrebocas

Cubrebocas
Cuic y Eric, sin cubrebocas FOTO: FACEBOOK
- en Opinión

Salvador Muñoz / La página de Cuitláhuac García Jiménez en Facebook sube una foto donde anuncia la bienvenida al Comandante de la 19 Zona Militar de la Sedena, General Marco Antonio Álvarez, a la reunión de la Coordinación para la Construcción de la Paz, que a la vez reportó que el domingo registraron cero homicidios, mientras que la SSP reporta 21 detenidos (uno de ellos se les “murió”) y FGE, 5 mandamientos judiciales.

La imagen en sí, es extraordinaria desde el momento en que los uniformados traen cubrebocas, mientras que Cuitláhuac García Jiménez como Eric Cisneros, no. Uno, como ciudadano, se pregunta los motivos de los funcionarios estatales para no usar este aditamento de prevención mientras que los militares sí. Acá, algunas ideas

* No lo llevan porque de seguro traen en sus carteras, estampitas capaz de hacer retroceder cualquier plaga…

* Quizás no lo usan porque son “honrados”, “honestos”, lo que de cierto modo, les da la “Fuerza Moral” que debilita la maldad del Covid-19…

* Lo que nos lleva a pensar que cualquier miembro de Morena es inmune a este virus…

* O simplemente no lo usan por la misma razón que Andrés Manuel López Obrador ni Hugo López Gatell lo ocupan… El primero, porque usarlo implicaría que está perdiendo la batalla ante la pandemia y lo pondría en el lugar que le corresponde y aun la investidura no lo protege: población de alto riesgo. El segundo, porque de hacerlo, se vendría abajo todo el argumento que ha hecho con respecto al cuidado y prevención que se debe tener ante la pandemia sustentada en dos troncos: Susana Distancia y Quédate en Casa, su panacea morena.

* Pero, ni Cuitláhuac ni Eric son AMLO o López Gatell, por lo que tranquilamente podríamos eliminar a medias esta idea y dejarlo en que simplemente actúan por simple reflejo… si en un remoto caso, López Obrador se pusiera un cubrebocas, de inmediato igual los funcionarios veracruzanos lo utilizarían.

Mientras, creo que seguiremos viendo a un Cuitláhuac retando al Covid-19; a un Eric Cisneros Burgos, tocándose la cara sin empacho alguno durante la citada reunión al inicio de estos comentarios; a un Roberto Ramos Alor paseando por centros de salud con el bigote al descubierto

Y quizás por eso, encuentre yo a un estibador en la Rotonda donde compramos verduras, con un espantoso ataque de tos que, toquemos madera, sea producto de una alergia, de algún “peluche” atravesado… y quizás por eso, se encuentre a un joven pachanguero, a las siete de la mañana del sábado, con ataque de tos que le impide la charla con su compañero de farra… y quizás por eso, uno sea mal visto por los transeúntes que no usan cubrebocas… quienes lo usamos somos “los raros”, los “paranoicos”, los “exagerados”, los “hipocondríacos”… ¡Para qué usarlo! Cuando todo mundo anda como si nada por las calles, en los parques, en los camiones de servicio urbano…

¿Que en España, ya casi saliendo de la Pandemia, aún es obligatorio circular con cubrebocas? Bueno, pero eso es allá, acá en Veracruz, donde las autoridades estatales se dejan impregnar por la Fuerza Moral de su Tlatoani (la que por cierto no protegió a la familia de Hipólito Rodríguez Herrero), cada quien hace lo que quiere

Qué importa que de manera sorpresiva, la entidad esté en estos momentos ocupando el quinto lugar nacional con casos de Covid-19 ¡y ojo!, recuerden que en estas lides, somos muy competitivos y ahí tenemos de muestra los casos de dengue, donde tenemos el primer lugar hasta marzo… así que si dejamos el quinto lugar, no se sorprenda… ni tampoco ver en la calle a la gente como si nada… mejor sígase sorprendiendo de ver al Gobernador en cada reunión, sin usar cubrebocas porque al parecer, todo indica que seguimos viviendo en el Veracruz donde no pasa nada.

Doña Lety precisa

Vía mensaje, Doña Lety precisa datos sobre “¿El Sagitario de Orizaba?”: que a Juan Santos lo mataron en La Taberna; El Mamitas es de Toño Rodríguez y Las Muñecas, de Ángel Castro; agrega que no fue cantante, “yo era mesera de El Torito orgullosamente y no tengo bares con niñas… ya me retiré de eso”; aunque por recomendación de su doctor, abrió una cantina: “ahora tengo un botanero”. En pocas palabras, se deslinda del funcionamiento “extracurricular” que pudiera haber en el émulo del “Sagitario”, el Motel Discovery.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.