La Fase 3

Coronavirus
Pandemia del coronavirus FOTO: WEB
- en Opinión

Sergio González Levet / Dentro de dos semanas, llegaremos en México a la Fase 3 de la estrategia adoptada para enfrentar la pandemia provocada por el coronavirus, lo que implicará que se deban tomar medidas aún más estrictas para tratar de contener el contagio masivo.

Hasta ahora, la Fase 2 parece estar funcionando en México, si le creemos a las cifras oficiales, que ofrecen datos de contención sólo similares a países que han hecho una verdadera cruzada para salvar a sus habitantes, como Corea del Sur y Japón.

Hasta ayer, nuestro Gobierno aceptaba que había 2,439 contagiados, y que habían muerto 143 personas en todo el país, lo que choca con los 397,538 enfermos que tiene Estados Unidos, con 12,846 fallecimientos registrados.

En todo el mundo hay 1 millón 435,316 enfermos por el Covid-19, y han muerto 80,259 personas, la mayoría chinos, norteamericanos, italianos y españoles.

Hasta ahí vamos bien, de acuerdo con las cifras oficiales de la Cuarta Transformación.

Pero viene la Fase 3, que es cuando la curva de contagiados se eleva considerablemente y ocasiona que los hospitales no se den abasto para atender a quienes presentan síntomas, y sobre todo para tener ventiladores que se puedan colocar a cada uno de los pacientes graves, que podrían ser decenas de miles.

Una de las consecuencias más peligrosas del coronavirus, en su fase extrema, es que provoca falta de aire, al grado de que una persona puede morir por asfixia si no se le coloca un respirador artificial.

En las próximas dos semanas, el número de 2,349 enfermos por el Covid-19 se elevará exponencialmente y podría llegar a cientos de miles, si no nos ponemos las pilas y nos quedamos en casa y extremamos nuestra higiene personal, sobre todo en las manos.

El Subsecretario Hugo López-Gatell Ramírez presagia que los mexicanos contagiados podrían ser de 175 mil a 300 mil, en caso de que se mantenga contenida la pandemia y que todos hagan lo que tienen que hacer.

Pensemos en 300 mil. Se sabe que 70 por ciento de los contagiados no presentan síntomas, así que sólo requerirían atención 90 mil pacientes. Pero en todo el país no tenemos 90 mil respiradores, a lo sumo habrá unos 3 mil en el sistema público de salud.

Ahí es donde está el meollo del asunto, y por eso es tan importante que lleguemos a la Fase 3 con el menor número de contagiados.

Cuando usted sale a la calle; cuando saluda de mano o de beso a alguna persona; cuando no se lava las manos a menudo, bien y durante 20 segundos; cuando desoye las indicaciones de la autoridad sanitaria, está creando un peligro nacional, pues su actitud podría llevar a que se contagiara y contagiara a varias personas, lo que elevaría la cifra de crecimiento.

Si todos entendemos que lo que hagamos en lo personal será crucial para salir de este problema, tal vez tendríamos una oportunidad en el futuro inmediato.

Quédese en casa. Le va la vida.

¡Justicia a María Elena Ferral!

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.