El carro de Notiver

Notiver
El carnaval de 10 y el carro alegórico de Notiver FOTO: NOTIVER
- en Opinión

Sergio González Levet / Roma fue invencible y fue la emperatriz del mundo mediterráneo por 500 años, medio milenio en el que se enseñoreó de los recursos, la cultura, el idioma… las personas. Es tan importante para la historia del mundo que seguimos resintiendo sus efectos, aunque ya pasaron 1,500 años de que el general germano Odorico (u Odoacro) depuso al joven quinceañero Rómulo Augústulo y dio fin al Imperio Romano de Occidente.

Roma pervive en nuestra historia y es el signo vivo del poder absoluto. De la fuerza omnímoda, de la presencia, de la persistencia.

Hay en lo que acabo de escribir varias razones por las que el Comité del Carnaval o el patrocinador o ambos decidieron que el carro monumental de nuestro querido periódico Notiver llevara como tema a la ciudad inmortal.

No podía ser menos que un referente universal enmarcara la participación del gran referente de la prensa veracruzana.

Pero vayamos al carro alegórico de Notiver: estuvo como siempre, es decir, como nunca. Juntó en sus estructuras el portento y la estética, el gusto y la tecnología, el sonido y la furia, ¿el poder y la gloria?

Llevaba al frente un enorme gladiador romano, seguramente en representación de las vivaces reporteras y los aguerridos reporteros del matutino, acostumbrados a dar la noticia en el momento que sucede.

Y allá, subidas en el pináculo de la imaginación, artistas famosas como la bailarina de TV Azteca Jenny García. “Puras estrellas”, como cabeceó siempre atinado el rey del ingenio notiveriano.

¿Qué más? Los voceadores de la casa editorial y sus familias, vestidos a la usanza romana, echando candela y ritmo, que de eso les sobra.

En todos los desfiles, el carro de Notiver cumplió y lució, y así puso su parte para

que el Carnaval 2020 se realizara con éxito, en jornadas blancas que pudieron disfrutar cada vez más las familias, retornando a la tradición de una verbena con paz y tranquilidad, con seguridad y asueto.

Gracias a ese talento reunido, a aquella buena voluntad de los veracruzanos de cepa, el Presidente del Comité del Carnaval, Luis Antonio El Pollo Pérez Fraga hizo como siempre su magia y, sin que le estorbaran los complots, consiguió que la tradición perdure y que el Carnaval siga creciendo hacia el futuro.

Cumplió a su pueblo el Pollo, como cumplió también en su magnífica parte el Notiver.

La familia Salces Ramírez una vez más echó la casa por la ventana, en celebración de la fiesta más alegre del universo. No podía ser menos, porque sus patriarcas y sus miembros son parte y quintaesencia de lo jarocho, de la picardía, del ingenio que hace a Veracruz ser lo que es; ser lo único bello, sin que nadie lo discuta.

Felicidades, y el reconocimiento por su aportación estelar, como siempre, a nuestra fiesta de fiestas… y a tanto más.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.