En los hechos, Cepeda Salas y Díaz de la Torre jamás superaron las conquistas sindicales de la Maestra

Gordillo
Incremento al salario de los maestros en las gestiones de Elba Esther Gordillo y Juan Díaz de la Torre FOTO: WEB

Dirigir al sindicato más grande de América Latina y más numeroso del país, y hacerlo de la manera correcta, no es cualquier cosa. Se requiere disciplina, temple, conocimiento y mucha sensibilidad. No sólo se trata de administrar, sino que se requiere tener conocimiento y control de las diferentes secciones en los 32 estados. Los diferentes casos de corrupción en Coahuila, Nayarit y Zacatecas sólo reflejan la debilidad del liderazgo del actual comité. La pérdida de varias conquistas sindicales, entre ellas Carrera Magisterial, el escalafón, la doble plaza, la plaza comodín y la negociación estatal fueron borradas ante la complacencia de unos líderes de papel que no pensaron que de esa manera perjudicaban a sus agremiados.

Desde luego que estas circunstancias abonan el terreno para el regreso de la maestra Elba Esther Gordillo. De esta líder se podrán decir muchas cosas, sin embargo, mientras la maestra mantuvo su liderazgo, el magisterio mexicano pasó por sus mejores momentos. A partir del 2013, año en que depusieron arbitrariamente e injustamente a la maestra Gordillo, los maestros fueron víctimas de la voracidad y falta de arrestos de Díaz de la Torre y Cepeda Salas. Del 2013 hasta el 2018, Juan Díaz de la Torre jamás pudo superar los incrementos que la maestra Gordillo logró mientras estuvo al frente.

Es más, la maestra logró en dos años consecutivos (2009-2010) un incremento de 6.4, coronando el 2011 con un incremento total de 6.05, algo que ni en sus febriles sueños consiguió la dupla Díaz-Cepeda. Por esas razones es que Cepeda Salas no quiere que aparezca en la boleta para la renovación del nacional el nombre de la maestra, sabe que si eso pasa, él junto a su camarilla tendrá que ir preparando sus maletas con un boleto sin retorno en la mano.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

  1. Es evidente que la dupla Díaz-Cepeda no representan los intereses sindicales magisteriales, más bien están en contra de ellos; y actúan completamente manipulados por autoridades que obedecen a organizaciones internacionales que manejan un sindicato a modo, para lograr fines muy mezquinos contrarios a los intereses de la educación en nuestro país. ¡Viva la maestra Elba Esther! ¡El magisterio reclama su regreso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.