Organiza una tanda, pide el primer número para luego fingir su muerte y quedarse con todo; la encuentran con su novio comiendo tacos muy quitada de la pena

Tanda
Organiza una tanda, pide el primer número para luego fingir su muerte y quedarse con todo FOTO: WEB

Laura Patricia “N”, residente de la Colonia La Sauteña en Río Bravo, Tamaulipas, y un grupo de veinte amigas se pusieron de acuerdo para organizar un ahorro semanal de 500 pesos. En la tanda se anotaron 20 amigas, cada una iba recibir un total de 9 mil 500 pesos. Patricia eligió el primer número de la tanda para poder huir con el dinero fingiendo su muerte y así quedarse con todo el dinero de la tanda. En los primeros días, cuando recibió los 9 mil 500, Patricia posteó en sus redes sociales un viaje a su natal Poza Rica, Veracruz. En la publicación que hiciera subió fotos en donde se le veía en el autobús rumbo a Poza Rica.

El día que a ella le tocaba abonar la cantidad para el siguiente número de la tanda empezó a cerrar sus redes sociales tramando un plan. Patricia dijo a sus familiares que en el camión donde viajaba de regreso a Rio Bravo había sido secuestrado por unos delincuentes. Los familiares sólo recibieron un mensaje donde ella les decía que estaba en problemas y que tenía mucho miedo. Los familiares al ver que después de ese mensaje no respondía y no se comunicaba pensaron que Patricia había sido secuestrada dándola por desaparecida.

Pasaron varios días de su “desaparición” a lo que sus amigas pensaron que en verdad algo malo le había pasado a Patricia. Sin embargo, algunos días después, una de las amigas que había entrado en la tanda la vio en un puesto de tacos en Rio Bravo, en compañía de su novio sin pena alguna.

Sugey, la amiga de Patricia, al ver que estaba viva fue para enfrentarla y decirle porque había planeado su muerte, a lo que Patricia le dijo que no le importaba. Al final llegaron a los golpes. Patricia le dijo que la tanda ya se la había gastado. Ahora ella enfrenta cargos por fraude robo y autosecuestro, por lo que podría pasar algunos meses en prisión. «La muy descarada se comía los tacos muy quitada de la pena», dijo Sugey.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.