Asalto a cuentahabientes la otra moda

Asalto
Asalto a derechohabientes FOTO: WEB
Bolita entre cajeros, policías y halcones
Fiscalía del Estado no atrapa ni moscas

Carlos Jesús Rodríguez Rodríguez / YA NO se sabe si es burla, reto o simple indiferencia a la autoridad, pero cada vez que el secretario de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez Maldonado, argumenta que ya le pisa los talones a los “cortineros” –delincuentes que arrancan cortinas de los negocios en Coatzacoalcos –y ahora en Minatitlán- se producen en aquella zona dos a tres cortinazos en los que además de perpetrar robos de dinero, aparatos eléctricos o cualquier objeto de valor, provocan severos daños a la negociación, ya que las cortinas de metal son tácitamente destruidas. Porque eso de que la delincuencia ha disminuido, como asegura el Gobernador Cuitláhuac García Jiménez solo será para los funcionarios y sus familias protegidos en camionetas blindadas y con personal de resguardo, incluidas patrullas, porque para el resto de la población sigue la violencia y, lo peor, ahora el presunto involucramiento de empleados bancarios –hombres y mujeres- con hampones, que dan seguimiento a personas que retiran dinero de los bancos, previo pitazo, como ocurrió en el puerto de Veracruz donde, al parecer, fue una cajera –de acuerdo a la denuncia presentada por un usuario que fue despojado de 76 mil pesos minutos después de haberlos retirado-, cuando junto con su familia se dirigían al hogar, algo que no es nuevo, y que pone bajo sospecha a esos empleados coludidos, ya que resulta sospechoso que el robo o asalto ocurra precisamente a quienes retiran fuertes sumas a los pocos minutos de salir de una sucursal bancaria, por lo que no estaría de más que las instancias pertinentes prestaran a las autoridades las cámaras que graban a sus trabajadores y las empresas telefónicas facilitaran los mensajes o llamadas que hacen algunos trabajadores de bancos que podrían estar incurriendo en ilícitos en perjuicio de usuarios de la banca.

EL CASO de Boca del Río trascendió porque el cuentahabiente del banco Santander que fue despojado de los 76 mil pesos que minutos antes había retirado en caja, encaró a las cajeras y las acusó públicamente de ser cómplices de los delincuentes, ya que uno de ellos al momento de despojarlo le dijo que le entregara los 76 mil pesos que había retirado, y eso solo pudo ser transmitido al ladrón por la persona que le entregó la cifra requerida. Los hechos ocurrieron en la sucursal ubicada en la plaza, y solo las cajeras sabían la cifra exacta que llevaba en su poder. El cliente ya presentó la denuncia y ojalá se le dé seguimiento, pues los robos a cuentahabientes recién salidos de un banco se han recrudecido. En el caso que nos ocupa fueron dos sujetos que viajaban en una motocicleta quienes no solo le dieron de cachazos al portador del recurso sino que apuntaron con pistolas a su esposa e hijo menor de edad, y como en Veracruz después del niño ahogado se quiere tapar el pozo, tras los hechos la Secretaría de Seguridad Pública desplegó en la zona conurbada un impresionante operativo luego de cuatro asaltos a cuentahabientes entre jueves y viernes, además de que entablaron diálogo con gerentes de diversas sucursales cuyos usuarios fueron víctimas de la delincuencia tras retirar dinero.

PERO ESOS actos delincuenciales no solo están ocurriendo en bancos de la zona conurbada. En Papantla, incluso, un comerciante fue víctima de la delincuencia al ser atracado por un par de delincuentes que se desplazaban en motocicleta tras haber retirado 10 mil pesos en aquel municipio vainillero. El agredido de nombre Oswaldo R.C., de 56 años, con domicilio en la comunidad El Volador, ya había abordado su camioneta cuando los hampones se le acercaron pistola en mano y le exigieron exactamente la cantidad retirada, y al negarse recibió un rozón de bala en la cabeza quedando recostado en el volante de la unidad Ford 150 de color blanco. Ya lesionado los delincuentes lo despojaron del dinero y emprendieron la huida, pese a que en la zona donde ocurrieron los hechos había vigilancia policiaca. Lo curioso es que en ninguno de estos casos han sido detenidos los perpetradores de los robos con violencia, lo que invita, paralelamente, a la sospecha.

AHORA QUE, no solo son cajeras o empleados bancarios los que muchas veces están coludidos con los asaltos a cuentahabientes, sino una especie de halcones o sujetos que hacen filas para realizar preguntas relacionadas con cuentas o simple y llanamente sacan fichas y se sientan observando quiénes retiran dinero en cantidades importantes, y acto seguido usando sus móviles prohibidos dentro de las sucursales, mandan mensaje al cómplice. En el caso de Boca del Río de no resultar culpable la cajera señalada, el descrédito la perseguirá, puesto que ya fue evidenciada en fotografías cuando el cliente asaltado fue a reclamar airadamente, lo que a decir verdad fue un exceso, aunque en Veracruz es la única manera de hacerse escuchar.

EN MÉXICO el asalto a cuentahabientes se ha recrudecido, ya que tan solo en los primeros meses del año las estadísticas públicas de la actual administración muestran que en los primeros seis meses del 2019 se cometieron 313 robos a cuentahabientes saliendo del banco. Este número significa un incremento de 111 por ciento respecto al mismo periodo de 2018 solo en la Capital del País, ya que a nivel nacional, aunque no se tiene un conteo confiable, los robos se dispararon en 350 por ciento en zonas donde la delincuencia organizada ha sentado sus reales. En ese sentido, la Comisión para la Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) recomienda que una vez retirado el dinero en ventanilla, evitar contarlo a la vista de extraños o hacer ese procedimiento rápido y de manera discreta. Si se va a hacer un retiro, por pequeño que sea, es recomendable ir acompañado al menos de una o dos personas más. Sugiere además asistir a cajeros en lugares concurridos, aunque haya un poco más de fila, y evitar hacer cualquier tipo de operación en la noche en cajeros automáticos. En lo que se hace fila no llevar efectivo en la mano ni contarlo a la vista de todos. Tampoco se debe exponer a la vista la cartera o tarjetas de crédito o débito, además de que para hacer pagos y transferencias ya ni siquiera es necesario asistir a la sucursal bancaria o a un cajero a retirar dinero, por lo que es necesario preguntar a un asesor presencial o vía telefónica sobre todas las operaciones que ya se pueden hacer mediante la banca móvil y las aplicaciones, incluido el pago de salarios.

EN VERACRUZ los asaltos a cuentahabientes, al igual que los cortinazos van al alza, en tanto la Policía Estatal sigue dando palos de ciego y la Fiscalía del Estado no logra aprehender a nadie en base a investigaciones que les conduzca a los criminales. Mientras tanto, la sociedad sigue pagando las consecuencias de la inoperatividad e ineficacia que no tiene para cuando, enfrentándose a secuestros, extorsiones, asaltos a casas habitaciones, robo de autos o el afamado cobro de piso. Así las cosas. OPINA [email protected]

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.