Cortinazos

Coatzacoalcos
Cortinazos FOTO: WEB
- en Opinión, Sin categoría

Salvador Muñoz / A veces pienso que vivo en un universo paralelo, que no “para-lelos”. Me asomo por la ventana y veo el departamento de enfrente y pareciera un espejo: al vecino o vecina se le ocurrió poner las mismas cortinas que a nosotros. Mi cerebro lo entiende, pero mis ganas de ver las cosas de otra manera, no… así que luego me asomo en espera de verme enfrente y saludarme. La Mujer ya se dio cuenta que allá enfrente tienen las mismas cortinas pero parece que no le inmuta nada ¡ah! No fuera que la vecina trajera el mismo vestido, porque entonces sí, ya me hubiera dicho: “¡Ya viste qué vestido trae!” y mi respuesta sería la colmilluda: “¡Mira! ¡No me había dado cuenta!, pero se te ve mejor a ti, mi amor!”, luego entonces, ello implica que no habrá que cambiar cortinas por el momento… ¡ni que fuéramos de Coatza!

Bueno, allá en el sur de Veracruz, es distinto… ¡a cada rato hay “cortinazos”! de acuerdo a las notas nuestras de cada día que reportan atracos y al menos en Xalapa, las únicas atracadas que hemos tenido son las del 24 de diciembre, la de Fin de Año, y por supuesto, la Rosca de Reyes, que dicho sea de paso, ya sucumbió la primera en nuestra mesa el uno del 2020.

Cómo ha de estar la seguridad en Coatza para que a cada rato, negocios sean abiertos tan campantemente sin que la policía (Seguridad Pública, Guardia Civil o la que sea) ni se dé por enterada… y no queremos ni pretendemos decir que se hagan Roscas (tan de moda por estos días)… Y es que si a usted le ha tocado abrir un negocio que cuente con cortina metálica, ha de saber el pinche escándalo que anuncia a los vecinos que ya llegó y eso, a hora pico… imagínelo entonces en la madrugada, cuando todo está sereno! ¡ha de ser un escandalazo!

Y lo más curioso es que por cada “cortinazo” del hampa que se da, hay riesgo de que se baje otra cortina y cierre un negocio.

A lo mejor por eso, el año pasado, cuando el Gobierno del Estado manejó que de acuerdo a sus cifras, la incidencia delictiva había bajado, muchos lo consideraron una “cortina de humo”… pero las cifras difícilmente pueden contrarrestar esto: la percepción social que multiplica un hecho delictivo. Me explico:

Supongamos (que conste, es un “Supositorio”) que Seguridad Pública desmantela una peligrosa banda de “cortineros”. El lugar común (“desmantela peligrosa banda”), ya saben, es para darle caché a la acción de la SSP; pero si otro empresario es víctima de otra banda cortinera, no importa la acción policiaca porque el hecho negativo repercute más en el entorno social… recuerden que “repercutir” viene de “percudido” y eso incomoda a cualquiera… ¡no es cierto! No es cierto lo de “repercutir” y “percudido” pero sí lo es el hecho de que no importa cuántas acciones positivas haga Seguridad Pública, siempre pesará más “el cortinazo” de los delincuentes.

Y sí, las medidas de seguridad en el empresariado van en aumento, desde cámaras de video, cerrojos de alta seguridad, perros de vigilancia (dixit Bermúdez), pero está claro que la delincuencia en Coatzacoalcos aplica la de Los Tigres del Norte y les vale madres la inversión que se haga en las cortinas:

Han de pensar que estando encerrada /

Vas a dejar pronto de quererme /

Pero la puerta ni cien candados /

Van a poder a mí detenerme…

Ni Hugo Maldonado…

Mejor levanto lentamente la cortina de la recámara y atisbo, esperando verme del otro lado y saludarme, en un universo paralelo donde el único pedo que haya en la vida, es que mi vecino tenga la misma cortina que nosotros…

[email protected]

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.