San Bruno, La Fábrica

Bruno
Documental San Bruno, La Fábrica FOTO: WEB
- en Opinión

Jorge Flores Martínez / Este viernes 13 a las 18:00 horas presentamos el documental San Bruno, La Fábrica. Creo que es momento de cerrar ideas y plantearnos qué o cuál ha sido el camino que nos ha llevado a este momento y circunstancia.

Le he dado vueltas y he intentado plantear San Bruno desde las más distintas perspectivas, y en todas regreso al punto de partida que me motivó desde hace casi cinco años participar a en este esfuerzo ciudadano, en el que he tenido el privilegio de conocer a grandes personas y aun mejores amigos.

El primer día que llegué a la ex fábrica de San Bruno lo hice como arquitecto, recorrí metro a metro todo el inmueble, intenté descifrar las funciones y los períodos de construcción que correspondían a cada etapa de los edificios. A las pocas horas estaba de regreso en casa con mil ideas y un concepto rector que determinaba lo que aun apenas se insinuaba como sutiles bocetos de que lo que quería proponer.

Estoy convencido que las ciudades son en esencia el Espacio Público que las determina y las diferencia unas de otras. Es de esta manera que, en el paso del tiempo, sus habitantes construyen hitos y referencias urbanas que les dan identidad y sentido de pertenencia como comunidad.

Pensando en la importancia del Espacio Público intenté darle una vuelta a la tuerca y apretar un poco más la idea para encontrar una especie de hipótesis que relacione el tejido social y el Espacio Público. Es claro que los ciudadanos tenemos la necesidad de convivir y expresarnos, pero también es evidente que el espacio público está afectado por la precariedad y en muchos casos abandono, además de la diferenciación social y económica que tienen como tendencia.

Lo anterior nos lleva a preguntarnos si parte de la descomposición social de nuestro país no obedece a la imposibilidad de convivencia que tenemos hoy en día los ciudadanos. Nos encontramos en ciudades que normalizan la diferencia, nos educamos en espacios diferentes, practicamos deportes, unos en clubes campestres y el resto donde puedan, nuestras referencias y espacios urbanos día a día se erosionan, el espacio privado es ahora el referente en nuestras ciudades.

Después de algunos días llegué a la conclusión que el Espacio Público es la mejor oportunidad de construir igualdad urbana. No hay más, no hay menos. Es probable que el planteamiento esté equivocado y la conclusión no sea correcta, pero pienso que debemos intentarlo, las otras alternativas ya las probamos y no han funcionado.

La ex fábrica de San Bruno es el escenario ideal para hacerlo, intentemos por un momento, en un ejercicio de imaginación, conceptualizar la mayor biblioteca posible, sumemos como complemento, espacios para actividades artísticas y deportivas de primer orden, que formen valores ciudadanos y de convivencia social, además, que este espacio se convierta en un referente urbano importante de nuestra ciudad.

Creo que el pretexto esta dado, la fábrica de San Bruno no puede dejar de ser “La fábrica”, solo que ahora se trataría de una Fábrica como espacio formador de ciudadanía, con la que se construya la participación que entendemos por lo menos en definición, como Democracia.

El Espacio Público es la mejor oportunidad de construir igualdad urbana.

Los esperamos este viernes en la ex fábrica de San Bruno a las 18:00 horas. No falten.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.