Las traiciones de Osorio

Osorio
Miguel Ángel Osorio Chong y Miguel Ángel Yunes Linares FOTO: WEB
- en Opinión

Filiberto Vargas Rodríguez / 

Prefacio.

Lo declarado por la contralora general del Estado Mercedes Santoyo Domínguez (la segunda en ese cargo en apenas un año de la gestión de Cuitláhuac García) confirma lo que tanto se ha cuestionado del actual gobierno: La mayor parte de los contratos de este gobierno se cerraron mediante adjudicaciones directas. *** Lo grave no es que lo diga la titular de la Contraloría General del Estado, lo realmente preocupante es que no informe de una sola sanción para un servidor público de este gobierno por realizar esa práctica que, según la Ley, debe ser aplicada sólo en casos excepcionales. *** Calificar con el eufemismo de “áreas de oportunidad” a las evidentes irregularidades detectadas en el actual gobierno, no abona a la confianza en las instituciones del Estado. *** Mercedes Santoyo no sólo tiene que informar sobre las inconsistencias que detecte. Veracruz cuenta ya con instituciones dedicadas a sancionar las prácticas de corrupción y la Contraloría General del Estado es una de las más importantes herramientas de supervisión con la que se cuenta. *** Detectar actos ilegales y dejarlos pasar es, también, un síntoma de corrupción.

* * *

Los priistas veracruzanos no necesitaban que Miguel Ángel Osorio Chong llegara a la entidad a ratificar lo que todos atestiguaron: su añeja y comprometida amistad (y complicidad) con Miguel Ángel Yunes Linares.

Como en su momento tampoco requerían que Javier Duarte hiciera la reseña de ese acto de deslealtad. El priismo veracruzano tiene claro que quien fuera secretario de Gobernación en el sexenio de Enrique Peña Nieto, no sólo le enterró un puñal por la espalda al último gobernador tricolor de Veracruz, sino que traicionó a todo el priismo de la entidad, al sembrar un ambiente de odio y de repudio a todo lo que tenga qué ver con ese organismo político, cáncer que echó raíces en la entidad y se volvió a manifestar en el 2018.

Para nadie es un secreto que Yunes y Osorio presionaron para conseguir una elección “a modo” en el 2016, con un candidato priista de utilería, que se promoviera como una mala copia de su primo hermano.

En Veracruz hay memoria y acá se conocen los detalles de aquel otro acto de traición atribuido a esa dupla de tocayos (Osorio y Yunes Linares) contra quien los formó en la vida política nacional y les dio las herramientas para hacerse de las fortunas que hoy disfrutan: Elba Esther Gordillo.

Llama la atención que el reencuentro de Miguel Ángel Osorio Chong con los veracruzanos se haya dado justo en el informe de labores de otro exgobernador de esta entidad, Dante Delgado Rannauro, uno más de los que fueron traicionados y enviados a la cárcel por Miguel Ángel Yunes Linares.

Es cierto. Cada vez queda más firme aquella frase atribuida por algunos al escritor Carlos Fuentes: “La política es el arte de tragar sapos sin hacer gestos”, pero en Veracruz se ha llevado esa teoría al nivel de la ignomonia.

Nadie esperaba, por supuesto, que Osorio Chong llegara a Veracruz a admitir que pactó con su amigo, el candidato panista, la caída del PRI en la entidad. Como marido infiel, lo negará siempre aunque lo sorprendan con los pantalones en los tobillos.

La actitud de Miguel Ángel Osorio explica con claridad la razón del desmoronamiento del PRI: La lucha por el Poder, la ambición desmedida y la traición como estrategia cotidiana, fueron los ingredientes con los que elaboraron el veneno que aniquiló a ese partido.

* * *

Epílogo.

La diputada Rosalinda Galindo Silva, Presidenta de la Comisión de Hacienda del Estado en el Congreso local, adelantó que el próximo 20 de diciembre podrían estar sometiendo a votación en el Pleno el dictamen de presupuesto de egresos para el 2020. Admitió la legisladora que la comparecencia de los secretarios de despacho retrasó el análisis de la propuesta que ya entregó la Secretaría de Finanzas y Planeación del Estado (Sefiplan). *** Hay ya peticiones formales de diversas instancias de gobierno para que se modifique lo que el Ejecutivo estatal propone como presupuesto para el próximo año, por lo que es muy probable que el documento entregado al Poder Legislativo sufra algunas modificaciones. *** Una vez que el documento esté revisado y corregido, la tarea será del Presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Juan Javier Gómez Cazarín, para construir los consensos que faciliten la aprobación del dictamen. Hace un año nadie creía que pudiera lograrlo, y sin embargo el presupuesto fue aprobado. Ahora deberá demostrar una vez más sus habilidades para la negociación política.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.