Lo que provoca la cobardía de Cuitláhuac, que Encinas tenga que hacer las cosas por él; se reunirá con colectivos a los que el gobernador huyó

Encinas
Alejandro Encinas FOTO: WEB
- en Carrusel, Opinión

Armando Ortiz / El subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas Rodríguez se reunirá el lunes 16 de diciembre con el Colectivo de Familiares de Desaparecidos Orizaba-Córdoba que encabeza Aracely Salcedo. Vale mencionar que este colectivo fue marginado por las huestes de Cuitláhuac García, quien se negó a recibir a este colectivo. La misma Aracely Salcedo preguntó: “¿Por qué le soy tan incómoda a este gobernador?”. En videos que circularon en portales informativos se vio el coraje y la impotencia de las madres de desaparecidos que no fueron recibidas por el gobernador, a quien vieron huyendo, agachando la cabeza, escondido por el alcalde de Orizaba que se lo llevó en su auto. Este caso llegó hasta la oficina de Alejandro Encinas, quienes se comunicaron con el Colectivo de Familiares de Desaparecidos Orizaba-Córdoba para programar una reunión lo más pronto posible: “Vienen porque están preocupados por toda la situación que se ha venido dando. A mí no me tocará hacer la invitación a Gobierno del Estado, de eso se encargará el maestro Alejandro Encinas”. Esto es lo que pasa cuando se tiene un gobernador incompetente y poco empático, la gente de López Obrador tiene que venir a hacer el trabajo por él.

Si el Cuic pensara renunciar a todos los incapaces de su gobierno, no sólo se quedaría solo, sino que tendría que renunciar también él

¿Cómo lo va a correr?, si está esbozado a su hechura. El gobernador de Veracruz está en los últimos lugares en cuanto a aceptación, en cuanto eficiencia, en cuanto a resultados. El secretario de Salud está cortado con la misma tijera: Los diputados no lo aceptan, lo consideran ineficiente y sus resultados son nulos. Por ello no esperé usted que el gobernador despida a un cofrade de su puesto como secretario de despacho. Por supuesto, juntos miran la realidad con el mismo cristal y presumen logros que sólo están en su imaginación. Tanto Roberto Ramos Alor como Cuitláhuac García tienen el pasado para echarle la culpa de todo; su incapacidad no cuenta, los otros son los que les llenaron el camino de obstáculos. Ahora bien, eso de que no ha habido corrupción con proveedores es una falacia. En su momento reportamos las adjudicaciones directas al entonces superdelegado de Jalisco, Carlos Lomelí Bolaños, quien ya fue retirado de su puesto como superdelegado, y a quien se le firmaron contratos por adjudicación directa por más de ocho millones de dólares, es decir, 153 millones 039 mil 200 pesos, tan sólo en Veracruz. De tal modo que, aunque hay quedado claro que Ramos Alor es de lo peorcito y que lo incapaz no se le quita con ninguna limpia, el gobernador no lo va a dejar ir, porque si empieza a retirar a todos los incapaces de su gabinete, no sólo se quedaría solo, sino que tendría que renunciar también él.

¡Pobre Xalapa! Caravana Navideña tan pedorra como la administración de Hipólito Rodríguez

La Caravana Navideña fue convocada por la iniciativa privada, particularmente por Kia, Liverpool y Coca Cola. Las expectativas fueron grandes, pues las Caravanas Navideñas en otras ciudades son toda una tradición, con carros alegóricos y personajes de la navidad como Santa Claus, los muñecos de nieve, los renos, la nieve y cosas alusivas a la época. Sin embargo, pobres de los que esperaban eso, pues ayer por la tarde en el centro de la ciudad, en lugar de pasar una hermosa Caravana Navideña, sólo ocurrió un pedorro desfile de autos con globos, luces, propaganda de los descuentos en Liverpool, Kia y algunos camiones de Coca Cola iluminados. ¡Qué caravana tan pedorra! Y todavía pidieron a las autoridades de tránsito que los escoltaran. Las personas que acudieron a ver esa caravana por las calles donde habría de pasar quedaron completamente desilusionados, no sólo por la falta de carros alegóricos, sino que parecía que llevaban prisa, pues pasaron muy rápido, como si fueran conscientes de la vergüenza que estaban pasando. Por supuesto el ayuntamiento de Xalapa nada tuvo que ver con esta caravana, pero sí hay que decir que la caravana resultó tan pedorra como la administración de Hipólito Rodríguez, el alcalde de Xalapa.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.