Bien por Pepe Lima

Lima
José Luis Lima Franco en su comparecencia en el Congreso del Estado FOTO: WEB
- en Opinión

Sergio González Levet / Cuando el gobernador Cuitláhuac García Jiménez afirma que su gabinete está conformado por especialistas que además tienen experiencia, se aleja de lo real casi por completo (“No mentir…”). Lo salva de que sea una falsedad total su dicho su Secretario de Finanzas y Planeación, el maestro José Luis Lima Franco, quien honra el puesto que le han dado con un currículum apropiado, una vasta experiencia laboral en el ramo y algunos buenos resultados observables en su desempeño a partir del primero de diciembre de 2018.

Don Pepe Lima es licenciado en Economía por la Universidad Veracruzana y estudió la maestría en Finanzas en la UNAM, además de una especialidad en Economía Monetaria y Financiera en la misma universidad nacional.

Trabajó durante un buen tiempo en el ámbito del Gobierno del Distrito Federal: Jefe de Recursos Financieros en la Secretaría de Salud del DF (2012-2014), titular de la Unidad de Deuda Pública de la Secretaría de Finanzas (2014-2’16) y Director de Ingresos en las Administraciones Tributarias (2016-2018).

De ese último puesto, el pozarricense Lima Franco saltó a la Sefiplan, impulsado, dicen, por el entonces Secretario de Hacienda y Crédito Público, Carlos Urzúa Macías.

El bagaje de conocimiento y experiencia que tiene José Luis Lima le han servido al Gobierno cuitlahuista para no cometer graves pifias en el delicado sector de las finanzas estatales, y eso le permitió participar de manera discreta y con datos atingentes en la comparecencia que tuvo ante la comisión correspondiente de la Legislatura estatal.

Se le agradece que no llegó a decir que las cosas están como nunca. Se le reconoce que no se subió a la nave del triunfalismo como lo hacen y harán casi todos sus compañeros de Gabinete.

Ofreció datos que deben ser analizados y revisados concienzudamente, pero que en la exposición parecen correctos y comprobables.

No dijo Pepe Lima que las finanzas están como nunca, cuando el estado navega con serias dificultades en su economía; no afirmó que ninguno de sus colaboradores es improvisado, cuando le metieron algunos goles consanguíneos a su dependencia; no mintió y no robó, de acuerdo con el informe de su desempeño.

No traicionó al pueblo, y eso se lo debe agradecer cumplidamente su jefe, porque le evitó una andanada de reproches y acusaciones, como sucedió en el caso de la intervención del Secretario de Gobierno, Eric L.

No conozco personalmente a José Luis Lima Franco, pero de su intervención en la Cámara de diputados de Veracruz me queda la idea de que es un profesional serio, educado, sincero.

¡Que así tuviera otros Cuic!

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.