No Eric, no

Eric
No Eric, no FOTO: WEB
- en Opinión

Sergio González Levet / Llega el Secretario de Gobierno, Eric L. Cisneros, ante la comisión correspondiente de la Legislatura estatal y con un desparpajo digno de mejor causa le suelta a los diputados que…

“¡Veracruz está mejor que antes!”

Afirma también el cachanilla que en el Gobierno de Cuitláhuac García no hay improvisación ni ineficiencia.

Son dos declaraciones emitidas en el colmo de la desfachatez, sin ningún comedimiento ante el respeto que debería suscitarle el Poder Legislativo, que teóricamente es la representación del pueblo; ese pueblo al que el Secretario quiere engañar con afirmaciones tan tronantes como alejadas de la realidad.

Dice Eric L. que la entidad está mejor que antes, y con “antes” se quiere referir a lo que hicieron los gobiernos priistas y el panista de dos años, que ciertamente dejaron hechas un desastre la administración y las finanzas estatales.

Estaban tan mal las cosas, que en verdad se necesitaba un pequeño esfuerzo para poder hablar de mejoría… pero la percepción de los ciudadanos es que el cambio no ha cumplido en lo mínimo con las expectativas.

La situación económica es desesperante para muchos, la obra pública no se ve por ningún lado, la inseguridad avanza con saña, el ambiente político está crispado.

Decir que hemos avanzado en estos casi 12 meses de cuitlahuismo, es como mentar la soga en casa del ahorcado, hablar de sexo entre puritanos, contar el dinero entre pobres, incumplir el décimo primer mandamiento.

Y añadirle a eso la falsedad de que los nuevos funcionarios no son improvisados y han sido altamente eficientes, llega a alturas insospechadas del fingimiento.

El propio Secretario Cisneros es un improvisado. Dice el diccionario de la RAE

que el término se refiere a “una persona (o cosa) que cumple o tiene una función para la cual no estaba prevista.”

No sé de dónde piensa este señor Eric que él estaba preparado para cumplir la función encomendada, No conocía el estado, no conocía las fuerzas políticas que convergen en el mundo inaudito de la grilla jarocha, no sabía de negociaciones ni componendas con los grupos de poder.

Llegó a improvisar a la esquina que domina del Palacio de Gobierno.

Y su eficiencia no sé con qué rasero la mide, pero por lo que se ve, los resultados reales no entran en su auto calificación.

Al igual que otros funcionarios del Gobierno estatal del cambio, Eric L. cree que la verdad es lo que él declara, y no lo que la realidad, necia como es, se empeña en desdecirle.

Está pasando el proceso del primer informe de Cuitláhuac. Ya el Gobernador fue a decir un mensaje triunfalista, populista, que no convenció a tirios ni a troyanos. Y ahora el Secretario de Gobierno, que según esto encabeza al Gabinete, también ha perdido la oportunidad de llegar con los pies puestos en la tierra, de sentarse a razonar con los legisladores veracruzanos para llegar a acciones y soluciones que nos den un poco de oxígeno a los ciudadanos, ahogados antaño por la corrupción… y ahora por las buenas intenciones de los impreparados.

No mentir, no robar, no traicionar al pueblo”.

[email protected]

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.