La Calavera Garbancera

Calavera
La Catrina, la calavera garbancera FOTO: WEB
- en Opinión

Jorge Díaz Bartolomé / La figura de la Catrina ha ganado terreno en México, ha opacado la influencia del vecino país del norte con su fiesta de “Haloween”, la cual tuvo una fuerte influencia en la década de los ochenta y principios de los noventa. Sin duda debe ser motivo de orgullo, ya que es una creación del ingenio mexicano, nuestras tradiciones se imponen frente a la creciente preferencia de lo estadounidense, frente a lo mexicano. La Catrina tiene su origen en un grabado en metal titulado “La Calavera Garbancera” del caricaturista y grabador mexicano José Guadalupe Posada, conocido por sus estampas de crítica social y litografías de la muerte, inspiradas en el folklore.

¿Pero por qué garbancera? Posada la nombró garbancera, debido a que las personas que teniendo sangre indígena, pretendían ser españoles y eran llamados garbanceros -porque querían vender garbanza. Es la razón por la que la calavera garbancera no tenía ropa, sino únicamente sombrero, como una forma de crítica a todos los mexicanos que renegaban de su cultura. Fue Diego Rivera quien la inmortalizó en el mural “Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central”, vistiéndola por primera vez y acompañando a su creador, llamándola “Catrina”. Dicho mural fue pintado originalmente para el Salón Comedor Versalles del Hotel del Prado en 1947, a iniciativa del arquitecto Carlos Obregón Santacilia. En el sismo de 1985, el mural fue dañado y es cuando se traslada en 1986 al antiguo convento de los dieguinos, frente a La Alameda Central, actual Museo Diego Rivera. La obra de José Guadalupe Posada se puede disfrutar en un museo en la ciudad de Aguascalientes, inaugurado en 1972.

Hoy en día, La Catrina se ha convertido en un símbolo de la cultura y el arte en Mexico, con múltiples expresiones, muchas de ellas extraordinarias. Conozcamos más sobre nuestras tradiciones, artesanías y por supuesto, la deliciosa gastronomía que ofrece nuestra región en esta temporada.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.