Fidel Herrera le puso hotel boutique a muchas mujeres bellas, pero a su nieto con autismo nada; Fidel es una miasma hedionda de impiedad

Fidel
El nieto de Fidel Herrera, que presenta autismo, sufre del abandono de su padre, Javier Herrera Borunda, y de sus abuelos FOTO: WEB
- en Avenida Principal, Carrusel

No se trata de ser amarillista ni de intentar conmover con argumentos sensibleros a la opinión pública. Se trata de dar un ejemplo de cómo el poder te deshumaniza, te insensibiliza, te convierte en una miasma de órganos que respira y suspira por un pasado que no volverá. Ese es el caso de Fidel Herrera Beltrán, el hombre que compró muchas mujeres a las que puso mansiones, hoteles como casas de “paloma”; el Fidel Herrera que utilizó los recursos de los veracruzanos para mantener a un grupo de Reinis que se valieron de esa concupiscencia artificial del entonces gobernador para explotarlo mientras él se sentía amado.

Reporta Esaú Valencia, periodista con credibilidad, el caso de Diana Cázares Vázquez, joven que se casó con Javier Herrera Borunda, hijo de Fidel y de Rosa. Tuvieron un hijo, el primer nieto de Fidel que dicen es igualito a él. El niño nació con autismo, que no es una enfermedad, sin embargo, requiere de cuidados y educación especial. Al principio, relata Esaú, Fidel apoyaba a la joven, que por cierto ya no es la esposa de Javier Herrera.

Precisamente por ello, tanto Javier Herrera, padre del niño autista, Fidel, abuelo del niño y Rosa Borunda, abuela del pequeño, se han desatendido de su descendencia. El pequeño Emiliano requiere de ayuda y Javier ya no manda la pensión, Fidel no contesta los mensajes de la madre de Emiliano y la caritativa Rosa no se ha dignado a preguntar por él. En esto te convierte el poder, miasma de órganos que despide un hedor de impiedad. Para los que ahora lo ostentan, ¿van a permitir que la vida los convierta en eso?

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.