Descansarán los restos del cardenal Sergio Obeso junto a los de Rafael Guízar y Valencia en la Catedral de Xalapa

Obeso
El cardenal Sergio Obeso Rivera será sepultado a un lado de la tumba del santo Rafael Guízar y Valencia en el área baja donde se ubica la llamada “torre mocha” de la Catedral Metropolitana de la ciudad de Xalapa FOTO: WEB
- en Carrusel, Estatales

Francisco de Luna / Xalapa, Ver. El cardenal Sergio Obeso Rivera será sepultado a un lado de la tumba del santo Rafael Guízar y Valencia en el área baja donde se ubica la llamada “torre mocha” de la Catedral Metropolitana de la ciudad de Xalapa.

Al sepelio, acudirán líderes de distintas religiones. Será inhumado con las banderas de México y del Vaticano, así como su capelo cardenalicio, una cruz y el pectoral que le fue otorgado cuando fue condecorado como Cardenal.

Estos últimos elementos están colocados sobre su ataúd de madera. El féretro descansa a ras de piso, tal y como el arzobispo emérito lo pidiera en su testamento espiritual, refirió el vocero de la Arquidiócesis de Xalapa, José Manuel Suazo Reyes.

Se espera la llegada a la capital veracruzana del Cardenal de la Arquidiócesis primada de México, Carlos Aguiar Retes así como la de Alberto Suárez Cinta, Cardenal de Morelia y personajes de la vida política de Veracruz.

El sepelio será este martes 13 de agosto a las 12:00 del día.

Sergio Obseso falleció a la edad de 87 años. Murió a las 20:40 horas de este domingo 11 de agosto en su domicilio ubicado en el municipio de Coatepec y su cuerpo fue trasladado a la iglesia central donde se llevan a cabo las misas cada dos horas.

De igual forma este lunes y martes se espera la llegada de otros líderes religiosos que acompañarán el cuerpo del arzobispo emérito de Xalapa durante las misas y rosarios al interior de la iglesia de la Inmaculada Concepción.

Suazo Reyes destacó la importancia del Cardenal Sergio Obeso, al recordar su característica amabilidad y buena relación tanto con líderes políticos como con miembros de otras organizaciones religiosas; explicó que su personalidad era de suma importancia al ser miembro de Colegio Cardenalicio, el grupo de religiosos más cercano al Papa Francisco y responsable de nombrar al nuevo líder de la Iglesia Católica.

«Cuando alguien es nombrado Cardenal pasa en automático a pertenecer al clero de Roma, era del círculo cercano al Santo Padre, el pidió que su ataúd estuviera a ras de suelo es un signo obviamente de humildad».

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.