Solapar y alcahuetear a gobernadores, le sale muy bien a AMLO

Solapar
Cuitláhuac García Jiménez, Andrés Manuel López Obrador FOTO: WEB

Según algunos diccionarios, la palabra alcahuete se refiere a una persona que alaba de forma exagerada e interesada o trata de agradar a alguien con el único fin de conseguir un favor o un beneficio. Regularmente, el que alcahuetea está en una posición superior. Si AMLO cierra los ojos a las quejas contra García Jiménez, éste tarde o temprano sufrirá las consecuencias. No es la primera vez que AMLO viene al estado de Veracruz, precisamente a alcahuetear al gobernador Cuitláhuac García Jiménez. Para el presidente de México, los altos índices de secuestro en el estado son poca cosa, los casos de nepotismo sólo son habladurías de los “periodistas chayoteros” y de los prianistas ardidos, como dicen los Chairos, amos absolutos de las redes sociales.

Si el presidente de México fuera más objetivo y asumiera su papel como primer mandatario, ya hubiera exigido orden en la manera de gobernar de García Jiménez, el Ejecutivo local ya debe quitarse de exabruptos y no gobernar con los intestinos, sino con la razón y la experiencia, aunque desgraciadamente estas dos virtudes no aparecen en la personalidad del ingeniero García Jiménez.

El principal impulsor de la 4T ha alcahueteado al gobernador de Veracruz repetidamente, ya lo hizo con Claudia Sheinbaum y no le extrañe que al rato meta las manos por el creador de la cuahutimiña. Lo cierto es que esta actitud de solapar y apapacho presidencial tendrá sus propias consecuencias.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.