Jorge Winckler se tiene que ir

Winckler
Cuitláhuac García Jiménez, Juan Javier Gómez cazarín y Andrés Manuel López Obrador FOTO: WEB
- en Opinión

Filiberto Vargas Rodríguez / 

Prefacio.

No se hagan bolas. La mejora en la calificación crediticia al gobierno de Veracruz no representa una estrellita en la frente de actual mandatario estatal. *** Casi al final del informe de HR Ratings, en el que anuncia que “revisó a la alza” la calificación crediticia del Estado de Veracruz, en la octava y última página puntualiza: “Periodo que abarca la información financiera utilizada por HR Ratings para el otorgamiento de la presente calificación. Cuenta Pública de 2015 a 2017, Informe al Cuarto Trimestre de 2018, así como la Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos 2019”. *** Según HR Ratings Veracruz pasó de HR BB a HR BBB-, debido “al nivel de endeudamiento con el que cuenta el Estado, el cual se espera que continúe disminuyendo”. *** Además se considera en la calificación la disminución en el riesgo de liquidez que afrontaba la entidad con el cambio de administración, así como de Pasivo Circulante que pudieran no estar registrado. *** HR Ratings adviete que “se continúa observando una falta de liquidez al cierre de 2018” y se espera que, con el comportamiento fiscal estimado para los próximos ejercicios, el Estado pueda mantener su exposición a deuda de corto plazo en un nivel similar al observado al cierre de 2018. *** Es por ello que no se puede considerar este informe como “reflejo del esfuerzo de un gobierno austero que ha cumplido con sus responsabilidades financieras”. *** Casualmente, cuando as empresas calificadoras castigaron al gobierno de México, el Presidente Andrés Manuel López Obrador advirtió que estaban basadas en el comportamiento de México antes de su llegada. *** “Lo que considero acerca de esta calificación es que se está castigando al país por la política neoliberal que se aplicó en los últimos 36 años, que fue un rotundo fracaso, sobre todo en los últimos años. Y para ser más preciso el año pasado que no teníamos nosotros nada que ver con el gobierno”. *** Ahora resulta que cuando las opiniones son positivas, entonces sí se tomó en cuenta el comportamiento del nuevo gobierno.

* * *

Los gobernantes de Morena están aprendiendo a que no siempre es lo mejor ir de frente contra sus enemigos. En Veracruz la lección más contundente la recibieron con el caso del aún Fiscal Jorge Winckler Ortiz.

Es por ello que ahora intentan “engañar con la verdad”, esa estrategia que tan bien dominaba Fidel Herrera Beltrán.

El presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Congreso local, Juan Javier Gómez Cazarín informó que en este nuevo periodo ordinario de sesiones, la fracción de Morena volverá a retomar la tarea de remover del cargo a Jorge Winckler Ortiz, pues apuntó que hay varios juicios políticos pendientes que se podrían retomar, aunque soltó pistas falsas para evitar que el aún Fiscal adivinara por dónde le llegará el golpe.

Puede haber diferentes procedimientos, hasta de la Federación, o de aquí del Estado; son muchas las vertientes que se pueden retomar”, advirtió.

Y el propio gobernador, Cuitláhuac García, habló de esta posibilidad pues, dijo, el Fiscal ha cometido “faltas gravísimas” y el Congreso local tiene las atribuciones para su remoción.

Responsabilizó, además, al propio Jorge Winckler, de su ausencia en las reuniones de seguridad.

Hoy mismo convocamos aquí a la mesa que tenemos de seguridad y no asistió, siempre lo hemos invitado, lo que pasa es que les miente y luego no les dice; dice que no lo invitan, y cuando lo invitan no va”.

Es –así queda claro- una nueva embestida contra el Fiscal, no sólo con la anuencia, sino con la orden imperativa del propio Presidente de México.

¿Cuánto más podrá resistir?

* * *

Epílogo.

Fue uno de los más graves errores cometidos por Miguel Ángel Yunes Linares: Prometer durante su campaña que “en seis meses” les devolvería la paz a los veracruzanos. En aquel entonces se justificaba porque hay una regla no escrita para procesos electorales, que dice que a los votantes les debes prometer todo. *** La insensata realidad, sin embargo, se encargó en su momento de exhibir la mentira del para entonces gobernador de Veracruz. *** Hoy hay quien dice que Andrés Manuel López Obrador prometió los mismos seis meses para lograr la paz, pero en realidad lo que dijo fue que en medio año se empezarían a sentir los efectos de sus programas sociales y eso tendría repercusión en la seguridad. *** Al comparecen en San Lázaro, el titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana del gobierno federal, dejó en claro que la seguridad no se recupera en el corto plazo. Prometió que las cifras empezarán a mejorar en tres años, y que al final del gobierno de López Obrador la meta de pacificar el país se habrá logrado. *** Sin embargo, contrario a esa visión del combate a la delincuencia, este jueves el gobernador Cuitláhuac García anunció que la estrategia de seguridad “va a cuajar” en dos años. *** ¿A quién le creemos?

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.