Luz del Barrio: una luz para la delincuencia (Reportaje)

Luz
El miedo se huele en cada calle y en cada casa esquina de las colonias Unidad y Progreso y Luz del Barrio. Los vecinos se dicen “atemorizados” por la ola de asaltos, extorsiones y robos a casa habitación. Y es que la incidencia de esos delitos ha incrementado de manera significativa en dicha zona de la capital veracruzana, durante los últimos meses FOTO: JUAN DAVID CASTILLA
- en Carrusel, Estatales

Juan David Castilla Arcos / Xalapa, Ver. El miedo se huele en cada calle y en cada casa esquina de las colonias Unidad y Progreso y Luz del Barrio.

Los vecinos se dicen “atemorizados” por la ola de asaltos, extorsiones y robos a casa habitación.

Y es que la incidencia de esos delitos ha incrementado de manera significativa en dicha zona de la capital veracruzana, durante los últimos meses.

El bulevar Diamante es paso obligado para muchos vecinos; sin embargo, es considerado un foco rojo por la inseguridad.

Faltan luminarias, situación que los ladrones han visto como un área de oportunidad para cometer los atracos.

Además, la gente ha identificado a los criminales, pero las autoridades parecieran “incapaces” para detenerlos.

El presidente municipal de Xalapa, Hipólito Rodríguez Herrero, ya ha atribuido los delitos a gente foránea que aprovecha las colindancias de esta ciudad con otros municipios.

Y es que la “Luz del Barrio” se encuentra relativamente cerca del municipio de San Andrés Tlalnelhuayocan.

María del Carmen Castellanos vive allí y ha observado que elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), realizan rondines con frecuencia.

No obstante, los ladrones operan en motocicletas para atracar, huir y evadir la justicia.

Tratan de agarrar a las chicas, trata. De quitarles sus mochilas y sus propiedades, sobre todo a los chicos que vienen de las escuelas, es una avenida muy solitaria y aprovechan estos maleantes para hacer de las suyas”.

Piden cámaras

Los vecinos ya han solicitado al ayuntamientos de Xalapa que sean instaladas cámaras de videovigilancia.

A su juicio, esta infraestructura de seguridad permitirá captar en flagrancia a los delincuentes, para que la policía pueda actuar contra ellos.

«Es para que podamos identificarlos, checar y ponerles un hasta aquí», opina doña Mari, como la llaman en el barrio.

Los comerciantes también se han visto severamente afectados por la delincuencia.

De acuerdo con Romina Alvarado Contreras, propietaria de una tienda, también han aumentado los asaltos a los establecimientos.

«Sí se han incrementado, ha habido varios asaltos a las tiendas, al transeúnte, se han metido a las casas y se presume que son las mismas personas por la forma en que operan las chapas».

Los pequeños empresarios se han visto en la necesidad de invertir para colocar infraestructura de seguridad en sus locales.

A su juicio, es “mentira” que los criminales provengan de otros municipios o zonas cercanas a Xalapa.

«De tres años para acá, crecieron los chamacos, ya se volvieron adolescentes y son los que han estado robando por acá».

Sin embargo, los asaltos y los robos a casa habitación no han sido lo peor. Al menos doña Romina se ha topado con sujetos que amenazan de muerte a toda su familia.

En ocasiones, la gente evita presentar las denuncias las correspondientes en la Fiscalía General del Estado (FGE) por temor a represalias y por desconfianza en las autorizadas encargadas de la procuración de justicia.

Recados de muerte

Sujetos desconocidos comenzaron a dejar papeles con mensajes amenazantes en la tienda de doña Romina.

Parecían “recados”, de esos que comparten los estudiantes durante las clases, para evitar ser sorprendidos por sus maestros.

Sin embargo, en este caso, se trataba de un ultimátum, para que la dueña del negocio cubriera su derecho de piso, una cuota que cobran grupos delictivos para no mermar la actividad comercial.

Por ello, tuvieron que colocar cámaras de videovigilancia, pues sabían que solo de esa manera podían identificar a quienes pretendían extorsionarlos.

«Empezaron a dejar papeles, amenazando que me iban a matar y que iban a matar a los niños, me dieron ultimátums de pago y fue donde ya pusimos las cámaras».

En este momento, la familia disfruta de cierta tranquilidad, toda vez que el extorsionador fue detenido por la policía, pues se trataba de su “modus vivendi” y había dañado a muchas otras personas.

Lo que resulta más lamentable es que los vecinos creen que los policías están coludidos con la delincuencia.

«Los delincuentes son de aquí mismo, por eso nos estudian, lo peor es que está coludidos con los policías».

Es por ello que los pobladores desconfían en las corporaciones policiacas.

La gente ha solicitado una y otra vez a las autoridades, tanto municipales como estatales, que ejecuten acciones para mejorar la seguridad en esa zona de la ciudad.

Más de 3 mil robos

Solo durante el primer bimestre de este año se contabilizaron 3 mil 365 robos en Veracruz: mil 730 en enero y mil 635 en febrero.

De ellos, se registraron 297 robos a casa habitación: 58 con violencia y 239 sin violencia.

De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en el mismo periodo hubo 299 robos a transeúnte en la vía pública: 262 con violencia y 37 sin violencia.

Se habla también de 840 robos a negocios en todo el estado: 693 con violencia y 147 sin violencia.

Y es que también se reportan robos de vehículo automotor, de motocicleta, de embarcaciones pequeñas y grande, robo de autopartes, robo a transportistas, robo en transporte público colectivo, robo en transporte público individual y muchos tipos más.

Además, se contabilizaron 96 casos de extorsión en la entidad veracruzana: 49 en enero y 47 en febrero.

Al menos así lo muestra la información remitida por las Procuradurías y/o Fiscalías Generales de las 32 entidades federativas, en sus datos preliminares al 20 de marzo de 2019, con corte al 28 de febrero de 2019.

A nivel nacional se habla de 13 mil 174 robos a casa habitación: mil 310 con violencia y 11 mil 864 sin violencia.

Además de 13 mil 740 robos a transeúnte en la vía pública: 10 mil 460 con violencia y 3 mil 280 sin violencia.

En todo el país se tiene registro de mil 414 casos de extorsión en el mismo periodo.

Baja incidencia: alcalde

Contrario a lo que exponen lo vecinos, el presidente municipal de Xalapa, Hipólito Rodríguez Herrero, considera que ha bajado la incidencia delictiva en la entidad.

Y es que ha presumido que cuenta con estadísticas de la Secretaría de Gobernación que revelan dicha situación durante el primer trimestre del año.

«Ya empezó a bajar el número de delitos en Xalapa, después de estar subiendo todo el tiempo, ya empezó a bajar, entonces ya es una primera evidencia de que poco a poco lo logramos».

El edil se atribuye los avances en materia de seguridad, pese al ingreso de 200 elementos de la Secretaría de Marina Armada de México a la ciudad, en febrero pasado.

Cree que se debe esperar un año para verificar si la estrategia de seguridad ha dado resultados y, a su juicio, al final del año cambiará la percepción ciudadana.

«Porque yo puedo salir ahorita con la estadística y la gente va a decir: no es cierto le robaron a mi hermana ayer, entonces tiene que haber una experiencia, una percepción de que la seguridad ha mejorado», expresa.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.