Comienzan los daños ambientales en la zona de El Tronconal por el tiradero a cielo abierto del ayuntamiento

- en Carrusel, Estatales

Francisco de Luna / Xalapa, Ver. El tiradero a cielo abierto en la zona de El Tronconal ha comenzado a generar daños ambientales. Los escurrimientos de lixiviados y olores a varios metros a la redonda son parte de las afectaciones que se ha generado desde el 28 de marzo.

Fue en esta fecha cuando los el alcalde Hipólito Rodríguez Herrero ordenó la toma del relleno sanitario con la fuerza pública, luego de que los representantes de la empresa Veolia decidieran cerrar el relleno sanitario.

Este sitio dejó de prestar servicios por la deuda de 15 meses que generó el Ayuntamiento de Xalapa, lo que equivale a 31 millones de pesos, pero un día después fue aperturado por la fuerza con ayuda de la Policía Municipal y los elementos de la Marina.

De acuerdo con el diputado local por el Partido de Acción Nacional (PAN), Omar Miranda Romero, denunció que en relleno sanitario de El Tronconal, ya existe un escurrimiento de lixiviados.

Esto a causa de las fuertes lluvias y de que no exista un tratamiento especial para la basura que es tirada a cielo abierto.

Señaló que el Ayuntamiento había tomado posesión del relleno argumentando que la empresa contaminaba, sin embargo asegura que es el mismo municipio quien ahora genera mayores daños ambientales «salió más caro el medicamento que la enfermedad».

Dijo que ya se han presentado peticiones a Semarnat y a la Procuraduría de Protección del Medio Ambiente, donde se solicitado informes de este tema y a través del Congreso Local pedir al Ayuntamiento de Xalapa informe sobre este problema de contaminación.

Dijo que los xalapeños no pueden esperar a obtener resultados concretos «el Ayuntamiento ha basado todos los problemas que existen en la ciudad y busca siempre un culpable, en este caso dice que son las administraciones anteriores, dice que son las empresas, pero ya basta de este tipo de justificaciones».

Y es que el riesgo de no cuidar el tema del derrame de lixiviados se verá reflejado al filtrarse en los mantos acuíferos contaminándolos, siendo un peligro para la gente que vive cerca al relleno, pues existen pozos que la gente usa para su consumo y podría haber proliferación de fauna nociva y eventualmente un incendio ocasionando más contaminación del que ya había.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.