Destino final

Destino
El fatídico accidente sobre la carretera Xalapa-Veracruz, a la altura del libramiento de Cardel, donde varias personas lamentablemente encontraron su destino final FOTO: ÉDGAR LANDA
- en Opinión

Édgar Landa Hernández* / Las notificaciones por medio del móvil me hicieron detenerme y checar de ver de qué se trataba. La noticia era terrible. Una carambola a gran escala ocurrió cerca de esta capital, para ser más precisos en el libramiento Veracruz- Cardel del municipio de la antigua.

Las escenas por demás escalofriante, decenas de autos y camiones esparcidos a lo largo de la carretera. Personas lesionadas, algunas más ya sin vida. Ulular de ambulancias, patrullas, así como infinidad de gente que se detuvo a auxiliar a los lesionados. Una extensa humareda cubría casi o todo el escenario. Los daños cuantiosos, así como las pérdidas  humanas.

Las causas: unos dicen que se debió a la poca o más bien nula visibilidad en este tramo carretero, debido a la quema intencionada de pastizales sin tener la precaución debida, otros, al exceso de velocidad en la que guiaban sus vehículos automotores se mezclaron para completar esta tragedia de grandes dimensiones.

Si bien es cierto que hoy en día los vehículos han sido dotados de ciertos mecanismos electrónicos para tener mejor poder de frenado mediante sensores de velocidad, así como de módulos electrónicos de control de frenos haciéndolos más seguros a la hora de detenerlos.

Y también es cierto que a mayor velocidad menor capacidad de reacción se tiene, aunado a que el material con la que están fabricadas sus piezas del fuselaje son de fibra de carbono lo que hace que los accidentes se vean más espectaculares  creando verdaderos rompecabezas a cualquier impacto.

¡Hoy en día el chasís del auto es muy endeble!, con cualquier percance se doblan.

Para un servidor, que se ha especializado en el sistema de frenado desde hace ya 30 años, he visto evolucionar el sistema de frenos de una manera gradual .Desde los anteriores sistemas que únicamente contaban con un cilindro maestro sencillo, hasta los de última tecnología dotados de sistema de frenos antibloqueo y distribuciones electrónicas de frenos.

La vida no retoña. Todos y cada uno de nosotros tenemos nuestra línea final. Desafortunadamente para esta gente les llegó la hora y el día, así que disfrutemos de nuestra estancia, a los que Gracias a Dios se nos da un día más de vida, una oportunidad de aprender de estas historias para manejar con precaución y responsabilidad, respetando los límites permitidos. ¡Más vale llegar a tiempo que no llegar!

 

*Miembro de la Red Veracruzana de Comunicadores A.C.*

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.