¡El SNTE charro está en la lona!

Sede del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) FOTO: WEB

El actual Comité Ejecutivo Nacional del SNTE aún tiene las manos manchadas de traición, las bases magisteriales todavía alcanzan a oler ese pútrido olor. Donde quiera que se para Alfonso Cepeda Salas, hay cuestionamientos por su proceder tibio y cobarde ante la mal llamada Reforma Educativa. La traición del 2013 no se olvida fácilmente, los maestros le cuestionan su proceder, ya que prefirieron empinarse ante las lascivas andanadas del Gobierno Federal y dejar en la orfandad a miles de maestros que fueron víctimas de acoso laboral a causa de la reforma estrella de peñismo.

Y es que el SNTE y su camarilla actual no logró eliminar la palabra permanencia de las evaluaciones; fueron los propios maestros quienes lo lograron. Alfonso Cepeda no pudo rescatar el escalafón ni que el programa de Carrera Magisterial permaneciera. Mucho menos conservar el histórico logro sindical de las dobles plazas. Y para su colmo de males, no lograron que la plaza base no fuera sujeta a evaluación cada cuatro años, y ya ni mencionar las negociaciones ante los gobiernos estatales.

En los hechos, el SNTE está en la lona. Sólo simula con su pliego petitorio que defiende lo que nunca supo defender. Hoy el SNTE está pagando la factura ante sus afiliados, hoy el SNTE siente el crujir de sus dientes, hoy el SNTE no tiene ni un solo diputado que lo represente. Hoy el SNTE no reconoce que pronto tendrá que entregar la estafeta. Hoy, los líderes del SNTE tendrán que enfrentar su propia realidad y las consecuencias por su postura timorata y cobarde. Hoy el SNTE no tiene cara para pedir el apoyo y la unidad de los maestros a quienes no supo defender.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

  1. Cepeda es y sigue siendo un corrupto ya que siempre estuvo al lado del corrupto mayor :Juan Díaz de la Torre. Que siempre nos dieron la espalda en el peor sexenio que hemos tenido el magisterio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.