A quienes defienden la Cuarta Transformación, Denise Dresser les pide “que tengan la piel menos delgada”

Denise Dresser hizo un llamado para que quienes defienden a capa y espada al presidente López Obrador y sus acciones, sean más tolerantes con quienes no piensan como ellos

A propósito de los momentos de tensión que se viven en las redes sociales en donde todo aquel que se atreve a cuestionar el actuar del nuevo gobierno federal es rápidamente tachado de pertenecer a la “mafia del poder”, vale la pena rescatar las palabras de Denise Dresser. Recientemente, la politóloga hizo un llamado para que quienes defienden a capa y espada al presidente López Obrador y sus acciones, sean más tolerantes con quienes no piensan como ellos. “Si les pediría a quienes están defendiendo acríticamente a la Cuarta Transformación que tengan la piel menos delgada, y que dejen la doble moral”, les dijo la analista durante el programa de noticias de Carmen Aristegui.

En este mismo sentido, dijo que le resulta bastante incongruente que ahora se le descalifique por dar su opinión sobre el desempeño del gobierno federal y de algunos actores políticos, Recordemos que, en el pasado inmediato, cuando se pronunciaba de igual manera en contra del régimen priista, por ejemplo, nunca se le acusó de ser vendida, o de estar en contra del presidente. Por el contrario, su voz siempre encontró una caja de resonancia en los seguidores de López Obrador. “No les molestaba mi apasionamiento cuando criticaba al PRI o a Calderón, o a Carlos Slim, o a Manlio Fabio Beltrones”, dijo Dresser.

Y continuó hablando sobre la postura que han tomado algunos Amlovers, para quienes su líder siempre tiene la razón, y puede conducirse de la manera que él quiera. “Andrés Manuel López Obrador entonces sí puede decir fifís, golpistas, enemigos del pueblo, serviles, sometidos, traidores; y cuando uno intenta responderles en los mismos términos, entonces arde Troya”, esto en una clara referencia a como son tratados en las redes sociales todos aquellos que se atreven a levantar el dedo y señalar las incongruencias de la administración federal. Como ya lo hemos mencionado, este clima no beneficia ninguna de las partes, por el contrario, afecta la de por sí endeble concordia que existe entre unos y otros. Quisiéramos decir que esto es pasajero, pero desafortunadamente los desencuentros apenas inician.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.