Periódico de Yucatán expresa su respaldo al boxeador homofóbico y desata la furia de la sociedad; asegura que la homosexualidad es una enfermedad

Periódico de Yucatán expresa su respaldo al boxeador homofóbico y desata la furia de la sociedad; asegura que la homosexualidad es una enfermedad FOTO: WEB

Seguro recuerda las declaraciones de Darío Larralde mejor conocido comoel boxeador homofóbico”, quien en días pasados publicó unos videos en los que asegura que está en contra de la comunidad gay y la cataloga como una “plaga”. Sus palabras rápidamente despertaron la condena de las redes sociales, los medios de comunicación e incluso artistas se manifestaron en contra del sujeto. Pese a todo lo anterior, aunque usted no lo crea, también surgieron algunos que apoyaron sus declaraciones y se sumaron al repudio hacia esta comunidad.

Uno de los casos que más ha preocupado es el del periódico De Peso Yucatán que en días pasados publicó una nota en la que no sólo respalda lo dicho por Larralde sino que asegura que la homosexualidad es una enfermedad y que los gays deberían de estar encerrados en manicomios, aquí parte de lo expresado: Desde el punto de vista médico está comprobado que la homosexualidad es una enfermedad, es lo mismo que la zoofilia, necrofilia o pedofilia, son personas que deberían estar internadas en un manicomio y ahora resulta que son “modelos de vida”. “Bien por el boxeador y decirles sus verdades”.

Lamentable que un medio se sume a este discurso de odio, y más lamentable es que no investiguen antes de escribir pues de hacerlo se habrían enterado que la Organización Mundial de la Salud ha expresado que la homosexualidad no es una enfermedad. Una de las acciones emprendidas por la comunidad gay e importantes sectores de la sociedad es la de recaudar firmas en Change.org para exigirle al medio una disculpa pública; hasta el momento se han recabado más de tres mil firmas, y también se ha hecho un llamado a la CONAPRED para que tome cartas en el asunto. De nuevo lo decimos, que lamentable que un medio de comunicación se sume a fortalecer el mensaje de odio.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.