Revisión de rutina a Jorge Winckler, sin duda razonable, es «arbitraria y por ende violatoria de derechos humanos»

Winckler
Revisión de rutina a escolta del fiscal Jorge Winckler FOTO: AL CALOR POLÍTICO
- en Avenida Principal, Carrusel

Es constitucional la revisión de rutina. En febrero de 2018 los ministros de la Suprema Corte de Justicia fallaron a favor de la constitucionalidad de la revisión de rutina sin necesidad de una orden judicial. Sin embargo, dada la polémica que el tema causó ante la ciudadanía, la Suprema Corte de Justicia de Nación aclaró que lo aprobado no implicaba que un policía pudiera inspeccionar a personas y vehículos a su antojo.

El ministro ponente al presentar la propuesta de constitucionalidad especificó: «La sospecha razonable es central, sin ella, la inspección se vuelve arbitraria y por ende violatoria de derechos humanos. Los agentes de seguridad pública deberán contar con los datos e informes necesarios para acreditarla y los jueces habrán de ser especialmente rigurosos en el escrutinio judicial de estas medidas. La sospecha razonable no puede justificarse por cualquier circunstancia abstracta como la apariencia física, su forma de vestir, hablar o comportarse».

El Fiscal Jorge Winckler salía de la reunión de la Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz en palacio de Gobierno. Había avanzado unas calles cuando lo detuvieron. ¿Cuál fue la sospecha razonable? Si no hubo una sospecha razonable, entonces la inspección fue «arbitraria y por ende violatoria de derechos humanos». Si lo que quieren es que el Fiscal renuncie, entonces debemos creer que los que lo acusan no tienen nada de peso, nada contundente para retirarlo del cargo.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.