Yunes: Su fallido adiós

Adiòs
Xalapa, Ver. - Comparecencia del gobernador de Veracruz Miguel Ángel Yunes Linares ante diputados de la XLV de Veracruz, con motivo de la glosa de segundo informe de Gobierno. FOTO: MIGUEL ÁNGEL CARMONA/FOTOVER
- en Opinión

Filiberto Vargas Rodríguez / 

Prefacio.

La ruta no será el juicio político. Jorge Winckler será cesado por el Congreso local. *** Este jueves se dio entrada a la iniciativa con proyecto de decreto por el que se adiciona la fracción XLIV, del Artículo 33 de la Constitución local, para “remover al Fiscal General por el voto de las dos terceras partes de los miembros del Congreso”. *** No sólo eso. Se aprobó también el dictamen con el que reforman y derogan diversas disposiciones de la Ley número 7 reglamentaria del Artículo 84 de la Constitución de veracruz, en materia de reformas constitucionales parciales. *** El punto central de estas modificaciones, es que se establece un “procedimiento especial” para hacer modificaciones a la Constitución local, en los casos en que exista un decreto de reformas a la Constitución federal, en el que se ordene a las Legislaturas locales adecuar sus textos, o cuando sea necesario adecuar la Constitución a disposiciones emanadas de leyes nacionales, o como consecuencia de declaratorias de invalidez emitidas por la Suprema Corte de Justicia de la Nación. *** Es el caso del fiscal Jorge Winckler, pues mientras la Constitución federal sí contempla la remoción del titular de la PGR, la de Veracruz no plasmaba expresamente el mecanismo para cesarlo, lo que se está corrigiendo a partir de la necesidad de adecuar la Ley local a la Federal.

* * *

Le cabía toda la razón el aún gobernador Miguel Ángel Yunes Linares cuando, en un acto de legítima y loable contrición, exhortó a su sucesor, Cuitláhuac García Jiménez, a mantener un combate frontal a la corrupción.

Sería terrible que en lugar de escrituras y bienes llegara con una oferta de amnistía para quienes saquearon a Veracruz, estoy seguro que no será así”, expresó Yunes Linares.

Efectivamente, y con toda seguridad, para predicar con el ejemplo, él mismo habrá puesto a disposición de las autoridades todos los bienes que han acumulado, tanto él como su familia, producto de su “incorruptible” paso por el servicio público.

Miguel Ángel Yunes Linares habla de ladrones y de la comisura de sus labios brota la sangre, producto de la mordida de lengua que se ha aplicado.

Se llena esa boca sangrante con los nombres de los exfuncionarios duartistas que hoy están en la cárcel sin mencionar, por un lado, que todos ellos siguen en prisión a partir de ilegales resoluciones ordenadas desde el Poder Judicial por su cómplice, Edel Álvarez Peña, y por otro, que hay muchos más, de los que recibió bienes, dinero en efectivo y hasta favores políticos, a los no ha tocado ni con el pétalo de una insinuación.

Los sueños de grandeza de Yunes Linares lo llevaron a imaginar una salida gloriosa luego de su minúsculo gobierno. En los días de plenitud soñaba que le entregaba a su hijo mayor, “el orgullo de su nepotismo”, la gubernatura de Veracruz primero y más adelante, quizá, la banda presidencial.

La maldita realidad lo volvió a abofetear el primero de julio. A pesar de alcanzar casi el millón y medio de votos, el esfuerzo, el derroche, fueron insuficientes y ese sueño ambicioso se trocó en pesadilla.

Pero Miguel Ángel Yunes es un guerrero, que en múltiples ocasiones ha demostrado su capacidad para sobreponerse a la adversidad.

Una vez que superó el trago amargo, se dio a la tarea de blindar su administración, no fuera a ser que “esos nacos” quisieran llevarlo a la celda contigua a la que hoy ocupa Javier Duarte.

Miguel Ángel Yunes Linares decidió cerrar su gestión acudiendo a la casa de sus opositores, al Congreso local con amplia mayoria de Morena, a “decirles sus verdades”, a recitarles todos sus logros, todo lo que les ha conseguido hacer a los duartistas.

Sí, porque sus dos informes no fueron para reseñar sus logros o acciones en la administración estatal (que fueron mínimos e insignificantes) sino para machacar, con estridencia, todas las carpetas de investigación que su lacayo, el fiscal Jorge Winckler, inició contra funcionarios del gobierno de Javier Duarte.

El mensaje es claro: “Así como los metí a ellos a la cárcel, puedo hacer lo mismo con ustedes”.

Y no quiso que quedara duda. Les adelantó: “En lo personal siguen muchos retos. En primer lugar mantenerme sano (como lo estoy, gracias a Dios, hasta este momento); el reto de seguirme preparando, seguir trabajando y el reto de lograr que en 2024 Veracruz tenga un gobernador a la altura de su grandeza y de su potencia”.

A su hijo Miguel Ángel, en privado, le habrá dicho: “Aprende de mí. En el 2004 me negaron la candidatura y no me rendí; en el 2010 me robaron la gubernatura y seguí insistiendo. En el 2016 por fin lo conseguí”.

Cuando Yunes Linares le presumió a la diputada de Morena Margarita Corro Mendoza que cuando caminaba por las calles de Veracruz la gente se acercaba a él para felicitarlo, la legisladora no cayó en el garlito. La precisó que la calificación a su gobierno se la dieron los veracruzanos el primero de julio, cuando le rechazaron su propuesta monárquica.

Yunes Linares se va este viernes, con el desgaste natural para alguien que, en lugar de gobernar, optó por cobrar venganza y llenar sus alforjas.

* * *

Epílogo.

En el Pleno de la Cámara de Senadores rindió protesta este jueves la profesora Gloria Sánchez Hernández, suplente de Rocío Nahle García, quien a partir del sábado se incorporará al gabinete federal como secretaria de Energía. La maestra Gloria Sánchez tiene una larga historia como luchadora social. Fue Diputada Federal en la LVI Legislatura, Coordinadora Regional de la Tesorería del Gobierno del Distrito Federal en el gobierno de López Obrador y la primera Presidenta del Comité Estatal de Morena en Veracruz de 2012 a 2015. *** El Congreso del Estado decidió, con 41 votos a favor, otorgarle la Medalla y Diploma “Adolfo Ruiz Cortines”, al poeta veracruzano y traductor en lengua Náhuatl, Juan Hernández Ramírez. Este reconocimiento se le entregará en sesión solemne, el 3 de diciembre, a las 11 de la mañana. Juan Hernández Ramírez, nativo de Ixhuatlán de Madero en 1951, es uno de los más reconocidos poetas de la Nación Náhuatl, traductor y profesor, licenciado en Educación Media en Lengua y Literatura Españolas por la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UAT) y diplomado en Creación Literaria por la Universidad Veracruzana (UV). Bien.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.