El arte plástico

- en Opinión

Édgar landa Hernández / 

La pintura es poesía muda; la poesía pintura ciega” (Leonardo Da Vinci)

El altar estaba situado sobre la banqueta, muy cerca de la acera contigua que da a la calle. Un árbol enorme servía de poste para soportar el emblemático objeto para ofrendar a los que se fueron. Y allí entre las ramas más altas, una pequeña sombrilla en posición al revés para que las gotas de lluvia; si por las dudas cayeran no hicieran mella en la obra. una circunferencia adornada con grava y flores amarillas llamó mi atención. Estaba a un lado del altar. Procedí a observar, y me quedé asombrado por la forma en la cual estaba elaborada. El diámetro era exacto, así como su redondez. Increíble que pareciera, toda la noche permaneció el altar así, sin que le robaran los objetos que contenía. Eso me agradó por que aún hay gente que respeta.

Mientras deleitaba mis sentidos observando cada detalle, llegó mi amigo Arturo tercero, artista plástico que tiene su taller artístico” tercer león, galería y artesanías” justo enfrente de donde se colocó el baldaquín.

Después de estrechar su mano vino una serie de preguntas de mi parte y él amablemente respondió, y me comentó que alumnos de su taller creativo eran los artífices de esta breve pero bella obra. Ellos fueron los que picaron el papel de China, así como de elaborar la circunferencia colorida que, a decir de él, es una figura que utilizaban los prehispánicos, y se le denomina greca azteca. Y representa un saludo.

Posteriormente, me invitó a pasar a su refugio, su taller de artes plásticas. Me sentí por unos minutos diferente, tal parecía que me adentraba a otro mundo, a un mundo subalterno en el cual presencié cada una de las cosas como figuras poéticas, parte de una retórica costumbrista. Y mientras él me explicaba cada una de sus creaciones, coincidimos en que el arte es una parte de nuestras vidas. Pero se le ha dejado de dar la difusión necesaria para que nuestros jóvenes se adentren en el fantástico mundo que son las artes plásticas.

Mientras hacíamos un pequeño recorrido pude percatarme de una pintura o más bien un bosquejo de dibujo que está realizando a través de la técnica de carboncillo. Los rasgos de los personajes, así como cada línea que realza los rostros es, a decir verdad, una obra de arte.

calaveras creadas a través de papel maché, cuadros al óleo, así como una máscara de un fauno fueron parte del acervo plástico que pude observar.

Me comentaba que pronto hará una exposición en la ciudad de Orizaba en donde expondrá parte de sus trabajos.

Sin más Salí de ese lugar maravillado por poder ponderar mis sentidos y sentirme privilegiado en torno a lo que hago y me fascina que es escribir. Me vino a la mente aquel poema de Alberto Caeiro en donde una de sus líneas decía “pensar es estar enfermo de los ojos “por eso hay que apreciar y no cuestionarnos el por qué.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.