Javier Duarte, Raterín, el payaso de circo

El payaso Javier Duarte de Ochoa FOTO: WEB

De niños, a muchos nos encantaba que nos llevaran al circo, un espectáculo artístico lleno de acróbatas, contorsionistas, hombres bala, magos, malabaristas, mimos, monociclistas, payasos, titiriteros, tragafuegos, trapecistas y anteriormente animales salvajes domesticados. Pues algo así nos imaginamos cundo el preso más rico del país dice que su caso ha sido todo un espectáculo.

Cheque usted mismo lo que Javier Duarte dijo: «Todo ha sido un espectáculo mediático, una telenovela que han sabido vender muy bien a la opinión pública, y lo digo así una verdadera telenovela, un circo romano, en donde las autoridades responsables han promovido sus actuaciones (sic)».

Así mero, como lo leyó usted, el gobernador más odiado de Veracruz se queja de su situación y actúa como un verdadero payaso de circo sólo que, en vez de causar risa, causa indignación por sus pésimos chistes. Pues que alguien le diga al oído que las acusaciones por desaparición forzada que todavía están pendientes no son cosa de chiste. Esas acusaciones son serias y tenga por seguro que le borrará la sonrisa a cualquier payaso de circo de tres pistas.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.